Los malos augurios se han convertido en datos reales. En enero de 2021, las matriculaciones de coches nuevos (turismos y todoterrenos) descendieron un 51,5%, respecto al mismo mes de 2020. En total, tan solo se adquirieron 41.966 unidades. 

¿Los motivos? Hubo varios factores que han desencadenado estos resultados negativos. Entre ellos, la borrasca Filomena, que paralizó durante unos días varias regiones, incluida la Comunidad de Madrid.

También hay que citar la subida del precio de los automóviles por el 'efecto WLTP'. Al registrar más emisiones de dióxido de carbono con esta homologación, casi todos los coches, excepto los electrificados (sin incluir los mild-hybrid), ahora son una media de 1.000 euros más caros, pues deben pagar más por el impuesto de matriculación.

Galería: Concesionario FCA Bustillo Automoción

Por supuesto, igualmente hay que citar las restricciones por la pandemia, el fin del Plan Renove y el hecho de tener dos días laborales menos que en enero de 2020 como otros motivos que han causado estos registros tan poco esperanzadores. Todas estas circunstancias unidas han provocado que no haya un enero peor en ventas desde 1989.

Ojalá febrero sea algo más positivo, pero entendemos que los fabricantes deberían crear importantes campañas de descuentos para atraer el interés, como ha sucedido en anteriores ocasiones. 

Todos los canales han perdido casi la mitad de sus ventas en enero de 2021. El de empresas ha sido el que menos ha descendido, con un 43,9% negativo, mientras que el más perjudicado ha resultado el de alquiladores, con una caída del 65,4%.

Por marcas, SEAT ha ocupado el liderazgo de las ventas, con 4.537 unidades (un descenso del 44,3%). Han completado el podio Peugeot (3.635 y -47,2%) y Toyota (3.536 y -45%).

En cuanto a modelos, el León se ha situado en primer lugar con 1.478 matriculaciones, seguido muy de cerca por el Dacia Sandero, con 1.431. El tercer lugar ha sido para el Hyundai Tucson (1.172 ejemplares), que comienza con fuerza su periplo comercial.