Este vídeo, que se ha hecho viral, demuestra que sobre la nieve hay modelos clásicos mucho más efectivos que los SUV modernos.

Madre mía el ajetreo que ha montado nuestra amiga la borrasca Filomena y sus fuertes nevadas, sobre todo, en zonas de España en las que no estamos tan acostumbrados a la nieve en grandes cantidades, como Castilla-La Mancha o la Comunidad de Madrid.

Sin duda, la nieve y el hielo se han convertido en un auténtico problema para la movilidad, tanto en las carreteras como en las calles de las ciudades, donde cientos de coches se han visto atrapados.

Y la noticia que hoy te presentamos, en forma de 'batalla' de tracción entre un Renault 4 y un Dacia Duster, tiene que ver precisamente con eso, con las dificultades para circular con normalidad sobre el firme nevado, un problema que se prolongará durante unos cuantos días más.

Galería: Renault 4, galería de fotos del clásico

El vídeo que encabeza esta noticia es obra de Daniel, un lector que nos avisó de que estaba colgado en su canal de YouTube. Según nos comenta, fue grabado en la calle Chantada de Madrid, el pasado viernes 8, a eso de las 20:21 horas.

En él, se puede ver cómo un SUV moderno como el Dacia Duster trata de avanzar en una calle completamente nevada. Y por lo que sufre, imaginamos que ni tiene tracción total, ni cuenta con neumáticos de invierno, ni equipa cadenas.

En medio del sufrimiento de coche y conductor, irrumpe en escena un Renault 4 o '4 Latas', un coche de enfoque principalmente rural, que fue muy popular en los años 70 y 80, cuando se convirtió en el abuelo de los todocaminos actuales. Y para sorpresa de todos, adelanta al Duster y sigue avanzando como si nada. Lo que por otra parte, no tardó de hacerse viral en Twitter:

 

"Así sale un Renault 4 de la nieve, mientras que un vehículo actual, no lo consigue. #Renault4 el todoterreno de los años 60 a los 90... y se siguen viendo por los carriles", afirma el autor del tuit, no sin un toque de buen humor.

Por lo que nos cuenta el propio Dani, el '4 Latas' es de un vecino suyo, que aparca en su mismo garaje. Y según nos confirma, ni llevaba cadenas ni contaba con ruedas de invierno.

Está claro es que su ligero peso, su elevada altura libre al suelo y lo estrecho de sus ruedas marcan la diferencia... y permiten humillar sin compasión al SUV actual. De hecho, en el segundo vídeo que nos facilita nuestro amigo Daniel, se ve al Duster que continúa 'arrastrándose sin descanso'.

 

Fuente: Daniel Ramírez en YouTube@AtanasioCantero, vía Twitter