Incluye muchos detalles exclusivos.

El Koenigsegg Agera RS es ya de por sí un hiperdeportivo de lo más exclusivo. Fue desvelado en el salón de Ginebra del año 2015 y solo se fabricaron 25 unidades. Además, sigue teniendo el récord mundial de velocidad máxima, con 447 km/h, que se dice pronto.

Además de ser una salvajada a nivel de prestaciones, también tiene un diseño muy interesante, acorde a sus predecesores, pero para algunos clientes ya sabemos que nunca es suficiente, como es el caso del propietario de esta unidad en concreto.

Galería: Koenigsegg Agera RS "Refinement" one-off

El fabricante sueco acaba de publicar imágenes de esta creación, que se trata de un one-off creado para un cliente concreto, que quería que su coche contara con detalles específicos, inspirados en otra bestia de la casa de Christian von Koenigsegg. 

Puede que de un primer vistazo no aprecies las diferencias de este one-off con respecto al Agera RS convencional, ya que son bastante sutiles. Básicamente, tiene un par de guiños al Koenigsegg One:1... y poco más. 

Koenigsegg Agera RS

Esto es precisamente lo que buscaba el propietario, por lo que la compañía sueca decidió añadir nuevas entradas de aire en el capó, al estilo de las del One:1. No obstante, una cosa llevó a la otra... y Koenigsegg fue un paso más allá y rehízo parte del trabajo de ingeniería del modelo.

Al final se remplazó el capó al completo, además de la cubierta trasera del motor, que también goza de una toma de aire inspirada en el One:1. No faltan tampoco aletines aerodinámicos adicionales en el paragolpes delantero y un sinfín de elementos acabados en color negro.

Koenigsegg Agera RS
Koenigsegg Agera RS
Koenigsegg Agera RS

En la zaga es nuevo el spoiler, que a diferencia del original, que funcionaba mediante un muelle y digamos que era aerodinámica pasiva, en este caso es eléctrico y móvil, de manera que ahora el coche goza de aerodinámica activa. 

El interior también ha recibido una importante novedad, ya que el cuadro de instrumentos se ha sustituido por el llamado SmartCluster, una solución más avanzada que ha sido heredada directamente del Koenigsegg Regera.