¡La carrocería de fibra de carbono a la vista cuesta como un Lamborghini Aventador!

Puedes acceder al configurador del Koenigsegg Jesko a través de este enlace, pero necesitarás un nombre de usuario y una contraseña. Eso es porque solo las 125 personas que van a recibir un ejemplar tienen permiso para 'jugar' con esta herramienta online. 

El empresario Manny Khoshbin es una de ellas y decidió compartir la maravillosa experiencia de personalizar el Jesko en su canal de YouTube.

Galería: Koenigsegg Jesko 2019

Además de comprobar la multitud de componentes opcionales disponibles, también hemos podido averiguar cuánto cuestan. Sin duda, la tarifa que nos dejó casi desmayados fue la de la carrocería de fibra de carbono a la vista, pues hay que desembolsar por ella nada menos que 443.400 dólares, es decir, 375.000 euros al cambio.

Ese precio es casi el mismo que pide Lamborghini por el Aventador S en Estados Unidos. ¡Qué barbaridad! ¿Te imaginas cuántos Dacia Sandero podrías tener por ese montante? Te lo digo yo: 48, a razón de 7.800 euros por unidad.

Los clientes del Jesko también pueden solicitar un color verde, azul, rojo o púrpura para el exterior, en cuyo caso estamos hablando de 346.100 dólares, casi 293.000 euros. También hay una carrocería de carbono transparente por 292.000 dólares (247.000 euros). 

Por su parte, las pinturas Apple Red y Sweet Mandarin son más 'asequibles', ya que se quedan en 63.300 dólares, unos 53.500 euros. Las opciones perladas cuestan 24.800 dólares (20.900 euros), mientras que por las metalizadas piden 13.900 dólares (11.761 euros).

Koenigsegg Jesko 2020

El hiperdeportivo sueco también puede montar llantas de fibra de carbono con neumáticos Michelin Cup 2R, una combinación excelsa que cuesta 110.700 dólares, alrededor de 93.600 euros. 

¿Sigues todavía de pie? Pues debemos decirte que el interior también puede personalizarse a conciencia. Después de configurar su coche, Khoshbin obtuvo un precio de 3.419.000 dólares, unos 2,8 millones de euros. 

El empresario también configuró el Jesko Absolut y la tarifa resultante fue de 4.081.050 dólares, que equivalen a 3,4 millones de euros. Lo más alucinante es que a Khoshbin no parece preocuparle en exceso ese desembolso. De hecho, como ya sabrás, posee una flota de hiperdeportivos descomunal y está a la espera de recibir un Mercedes-AMG ONE y un McLaren Speedtail, entre otros.