Se trata de un coche de récord, que podría intentar ser el más veloz del mundo.

El pequeño fabricante sueco Koenigsegg acaba de desvelar su modelo más salvaje, el llamado Koenigsegg Jesko Absolut. En realidad, se trata de una nueva variante del Jesko, ideada con el objetivo de batir récords de velocidad, aunque de momento no hay planes de hacerlo. Es el hiperdeportivo más rápido fabricado nunca por Koenigsegg y, de hecho, la firma asegura que nunca volverá a embarcarse en la fabricación de un coche de producción más rápido que este.

Hace alrededor de un año, durante la presentación del Jesko en el salón de Ginebra, la compañía escandinava anunció sus planes de fabricar un Jesko capaz de superar la barrera de las 300 millas por hora (483 km/h) y, a principios de 2020, los rumores apuntaban a que su modelo podría poner el punto de mira en los 500 km/h. 

Galería: Koenigsegg Jesko Absolut

Según la marca, su "extraordinaria velocidad" sobrepasará a la de cualquier otro modelo, lo que significa que, al menos, debería superar los 490 km/h del Bugatti Chiron Super Sport 300+. Sea como fuere, finalmente Koenigsegg no ha ofrecido cifras de velocidad para este coche, pero sin duda es carne de récord.

El alma de este Jesko Absolut es un poderoso motor 5.0 V8 de gasolina, biturbo, con una potencia de 1.298 CV y un par motor máximo de 1.000 Nm. Y esto, si funciona con gasolina convencional. Si se alimenta con bioetanol E85, la potencia alcanza los 1.623 CV, y el par motor los 1.500 Nm, nada menos. Y, de paso, puede subir hasta las 8.500 rpm, que no está nada mal para un bloque turboalimentado.

Koenigsegg Jesko Absolut

La transmisión encargada de transmitir toda esa fuerza bruta al asfalto es automática, de nueve velocidades, que no se ha detallado a nivel técnico, aunque la firma asegura que los cambios de marcha entre cualquier velocidad de la caja, haya las que haya entre medias, se llevan a cabo en "virtualmente nada de tiempo".

De momento no se han especificado cifras de prestaciones, pero si el coche es capaz de ofrecer la suficiente capacidad de tracción, y teniendo en cuenta que su peso en vacío es de 1.320 kilogramos, gracias a un chasis monocasco de fibra de carbono, sus cifras deberían catapultarlo de 0 a 100 km/h en muy poco tiempo. 

Koenigsegg Jesko Absolut

Otro aspecto importante a la hora de alcanzar grandes velocidades es la eficiencia aerodinámica del modelo, es decir, lo bien que se abra camino a través del aire, y en esto también destaca el Absolut, con un coeficiente aerodinámico (CX) de 0,278. Koenigsegg afirma que el trabajo de análisis aerodinámico ha llevado unas 3.000 horas.

Debido a la cancelación del salón de Ginebra por el coronavirus, que abría hoy sus puertas, el propio Christian von Koenigsegg ha presentado este coche junto al curioso y potente Koenigsegg Gemera, en un evento específico emitido por Internet. De hecho, puedes ver el vídeo al completo, a continuación.