Ahora sí, este es el final definitivo para el descapotable italiano.

Al igual que tú, nosotros pensábamos que el Alfa Romeo 4C Spider había dejado de producirse hace tiempo, pero nos hemos encontrado con esta sorpresa, en forma de edición especial para el mercado estadounidense. La vida está llena de misterios...

Denominada 33 Stradale Tributo, rinde homenaje a uno de los vehículos más bellos de la historia, el Alfa Romeo 33 Stradale, de 1967. Todo aquel que desee un ejemplar debe darse prisa, porque solo se comercializarán 33 unidades (¿alguien me puede decir de dónde han salido?) a un precio de 79.995 dólares cada una, algo más de 65.000 euros al cambio. 

Galería: Alfa Romeo 4C Spider 33 Stradale Tributo

Esta serie limitada luce el color Rosso Villa d'Este e incorpora piezas de fibra de carbono expuesta, por ejemplo, en los montantes del parabrisas o en las cubiertas de los retrovisores. Las llantas de aleación tienen un diseño de cinco círculos y están acabadas en dorado claro. 

En el interior, la parte central de los asientos es de tejido negro Dinamica, mientras que el resto está tapizado en cuero marrón. Además, se han insertado logotipos de Stradale Tributo en el salpicadero y en la consola central, entre otros lugares. 

El Alfa Romeo 4C Spider 33 Stradale Tributo viene con componentes que generalmente son opcionales. Por ejemplo, un escape Akrapovic, un cargador de batería y una cubierta para el coche.

"El 4C Spider ya es un clásico de Alfa Romeo, que pasa el testigo a la próxima generación de vehículos icónicos de la marca, incluyendo el próximo SUV Tonale, que comenzará su producción el próximo año", ha afirmado Tim Kuniskis, director global de Alfa Romeo.

El motor del biplaza italiano no ha cambiado respecto al del modelo estándar. Se trata de un bloque turboalimentado de gasolina, con 1,75 litros, de 240 CV y 350 Nm, que trabaja junto al cambio automático de doble embrague TCT, con seis velocidades. 

Lógicamente, las prestaciones también son similares: aceleración de 0 a 100 en 4,5 segundos y velocidad máxima de 257 km/h. Sin duda, este cabrio puede ser un objeto codiciado dentro de unos años en Estados Unidos.