Este cambio pretende construir una imagen "moderna y valiente" para la marca alemana.

Desde su adquisición por parte del Grupo PSA, Opel ha trabajado duro para cambiar su imagen. Algo lógico, sin duda, cuando se inicia una nueva era. Pero también, cuando tienes que buscar tu propio hueco, en una multinacional donde convives con marcas que 'atacan' a un público parecido.

Pero lo más difícil ya lo tenía bajo control, al disponer del acceso a nuevas tecnologías y plataformas que han permitido a la marca alemana lanzarse al mundo de la electrificación. De ahí que cambiar el logo y presentar su nueva imagen corporativa, haya sido algo mucho más sencillo.

A simple vista, el logotipo se ve más fino y, aunque resulta similar a la versión anterior, busca remarcar "la fuerza innovadora de la marca". Está acompañado por un nuevo color amarillo y una fuente de texto de nueva factura, denominada Opel Next. 

Galería: Nuevo logo de Opel

Trabajando en conjunto y buena sintonía, estos tres elementos son los encargados de darle la nueva apariencia a la imagen del fabricante, catalogada como "aún más moderna y valiente". 

"Tenemos confianza y una mente joven e inclusiva. En esta nueva era, Opel se inspira en la cultura alemana moderna, pasando de lo 'cold' a lo 'cool' (de lo frío a lo estiloso), resurgiendo audaz, pura y contemporánea", afirma Xavier Duchemin, director de Ventas y Marketing de Opel.

Y continúa: "Esta es la expresión de nuestra nueva identidad de marca y representa absolutamente nuestra excitante nueva línea de productos".

 

Pero lo verdaderamente importante, es que Opel ya ha presentado el nuevo lenguaje de diseño de sus productos, que es lo verdaderamente importante. Y la verdad, la línea a seguir no podría ser más prometedora.

Todo empezó con el GT X Experimental, un prototipo que mostró un nuevo enfoque minimalista. A este concept le siguieron los nuevos Mokka y Crossland, a los que se sumará la próxima y esperada generación del Astra, ya con la tecnología del Grupo PSA, que podría incluir una versión deportiva OPC, de tipo híbrido enchufable y con 300 CV, según las últimas informaciones.