Si te preguntabas qué rumbo iba a seguir Opel, de cara al futuro, aquí tienes una buena respuesta.

Parece que, poco a poco, Opel va recuperando la sonrisa, tras su absorción por parte del Grupo PSA. A fin de cuentas, tras un arranque de la relación con algunos reveses, la firma alemana va encontrado su sitio. O al menos, esa es la sensación que transmite. 

Así, tras anunciar hace unas semanas que que había vuelto a la senda de la rentabilidad (algo que no sucedía desde hace bastante tiempo), su objetivo ahora es posicionarse en la carrera de la movilidad eléctrica. Y, según apreciamos en este nuevo concept car, el Opel GT X Experimental, parece que la marca va por el buen camino. 

También te podría interesar:

Un SUV compacto y eléctrico

Adelantado hace un par de mes, en formato teaser, ahora que la sábana se ha levantado, hemos podido descubrir cómo ve Opel el lenguaje de diseño de sus próximos modelos. Siguiendo la línea marcada por los Monza y GT Concept, este nuevo prototipo nos muestra una modelo de 4,06 metros de largo, 1,53 de alto y 1,83 de ancho, con una marcada silueta SUV.

Por fuera, el Opel GT X Experimental equipa llantas de aleación de 17 pulgadas y, bajo la carrocería, esconde un esquema de propulsión eléctrico, alimentado por una batería de iones de litio, de 50 kWh de capacidad. Además, también anuncia un sistema de recarga por inducción, sin ningún tipo de conexión mediante cables. 

 

Opel GT X Experimental

Nueva imagen y conducción semiautónoma

Entre el resto de novedades, Opel ha comunicado que el GT X Experimental "no pretende ofrecer una conducción totalmente autónoma", sino proporcionar a los usuarios ayudas electrónicas a la conducción de nivel 3. 

Por su parte, el interior sigue la misma fórmula minimalista y opta por la "desintoxicación visual y digital". El espacioso habitáculo cuenta con un parabrisas que se funde con un gran techo panorámico y con unas ventanillas de diseño continuo, sin pilar B de por medio, que potencian la sensación de espacio. 

Opel GT X Experimental

Siguiendo por el salpicadero, está presidido por una gran pantalla digital, que da soporte a la instrumentación y al sistema multimedia, mientras que a ambos lados, se proyectan las imágenes que llegan desde las dos pequeñas cámaras emergentes, que actúan como espejos retrovisores exteriores.

Desde luego, aunque solo sea un ejercicio de estilo, el primer producto nacido dentro del denominado PACE! el ambicioso e innovador plan estratégico de la marca, adelanta un panorama bastante emocionante para la 'nueva' Opel...

Galería: Opel GT X Experimental