Incluye un kit de carrocería y unas gigantescas llantas de 24 pulgadas, por ejemplo.

Lumma Design es uno de esos preparadores que cada varios meses presenta alguna creación de lo más llamativa, como es el caso de este CLR G770 R. Es muy probable que el nombre no te diga absolutamente nada, más allá de una posible cifra de potencia máxima, pero lo cierto es que no hay más que verlo para darse cuenta de que está basado en el mítico Clase G.

A simple vista, llama la atención el agresivo kit de carrocería, algo a lo que acostumbra el especialista, y en este caso son nuevos infinidad de elementos, desde la parrilla delantera, al abultado capó o las luces LED de marcha diurna, hasta componentes adicionales como los cuatro módulos de iluminación en el techo del vehículo.

Galería: Lumma CLR G770 R (2021)

El estrafalario capó, con una enorme entrada de aire, tiene además tres tomas de ventilación a cada lado, y resulta quizá demasiado llamativo, aunque ya sabemos que siempre hay gente para todo, incluso entre los clientes de Mercedes-Benz.

En la vista lateral destacan los pasos de rueda ensanchados, que miden 35 milímetros adicionales en cada lado, así como una decoración específica para la zona inferior de las puertas, que cuentan con otra especie de rejilla de ventilación, localizada en las traseras.

Lumma CLR G770 R (2021)
Lumma CLR G770 R (2021)
Lumma CLR G770 R (2021)

Además de los gráficos de color naranja de la carrocería, la zaga también incluye un nuevo paragolpes con rejillas específicas, así como una cubierta con el logotipo de Lumma para el soporte de la rueda de repuesto, instalada sobre el portón trasero.

Aunque lo más extravagante son los aditamentos de la carrocería, también llaman muchísimo la atención las enormes llantas CLR 24 RS, que tienen un diámetro de nada menos que 24 pulgadas y un complejo diseño de cinco radios dobles.

Lumma CLR G770 R (2021)

A nivel mecánico, Lumma no ofrece modificaciones, aunque sí se puede instalar un sistema de escape alternativo, en el caso de que el modelo sea un G 63 con motor V8 biturbo, con tres salidas de escape en cada lateral del vehículo, con colas de color negro o plata cromado.

Las diferentes mejoras de Lumma para el Mercedes-Benz Clase G se venden en forma de kit (CLR G770 R), con un precio de partida de 12.700 euros en Alemania.