Son dos modelos del Grupo PSA, ambos SUV.

Si te fijas en los coches de las fuerzas policiales que patrullan las calles, posiblemente te hayas dado cuenta de que la Policía Nacional ha estrenado vehículos. Efectivamente, desde hace unos días, dispone de 642 Citroën C5 Aircross para todo el país.

El SUV francés ejerce de automóvil 'Z', con un equipamiento específico y rotulación con los colores del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). Todos ellos cuentan con el motor turbo de gasolina PureTech 130, de 1,2 litros y tres cilindros en línea, asociado a la transmisión automática con convertidor de par EAT8, con ocho velocidades.  

Este modelo se caracteriza por sus tres asientos individuales posteriores y por el confort de marcha que proporciona la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos, ideada por la casa francesa.

Galería: Coches del Grupo PSA para la Policía Nacional

Pero además, a principios de 2021, la Policía Nacional también estrenará 300 Peugeot 3008 Hybrid, la versión híbrida enchufable del todocamino compacto, con 225 CV de potencia combinada, tracción delantera y una autonomía eléctrica de 56 kilómetros. Todos estos vehículos sustituirán a 942 Citroën C4 Picasso.

Por si fuera poco, 365 Peugeot 308 y 244 Opel Astra se han sumado a esta flota como vehículos camuflados. Desde luego, el Grupo PSA puede presumir de motorizar a un organismo tan importante en España como el CNP, que dispone de una gama de 14.000 vehículos, contando turismos, camiones y motocicletas.

Galería: Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

La relación entre ambas entidades se remonta a 1985, año en el que el Talbot Horizon pasó a formar parte de la plantilla de vehículos de la Policía. Tres años después se incorporó el Citroën BX, un modelo que lucía el color azul, la nueva identidad cromática del CNP.

Ya en los años 90, la Policía Nacional eligió el Peugeot 308 y, entre 1998 y 2002, empleó el Citroën Xantia, destacable por su suspensión hidractiva. Con el estreno del siglo XXI, llegaron los monovolumenes Picasso de Citroën, comenzando por el Xsara Picasso y siguiendo por el C4 Picasso.

Todos los vehículos 'Z' de la policía incorporan señalización visual y acústica, más un kit de detenidos, como elementos especiales. Si todavía no has visto ninguno, seguro que dentro de poco te cruzarás con alguno.