El aspecto recuerda ligeramente al del ganador del rally en 1964.

El MINI Cooper S Paddy Hopkirk Edition rinde homenaje a la sorprendente victoria del piloto británico al volante de un Mini en el Rally de Monte Carlo de 1964. Una hazaña histórica que el fabricante inglés ha querido rememorar con esta edición especial de su modelo estrella. Se comercializará en noviembre, pero la marca todavía no ha facilitado el precio de venta.

La carrocería de esta edición especial del Cooper S se inspira en el clásico Mini. Luce el rojo Chili Red con una sola banda blanca en el capó, que lleva la firma de Hopkirk y el efecto tridimensional con la leyenda '33 EJB', que hace referencia a la matrícula original del coche de rally.

Galería: MINI Cooper S Paddy Hopkirk Edition

Un '37' muy estilizado aparece en la puerta y también en algunos otros elementos decorativos. En el pilar B, se puede observar un adhesivo del emblema del Rally de Monte Carlo con los siguientes elementos: Paddy Hopkirk, 37 y 1964.

En el exterior también se aprecian otros elementos pintados en negro, que consiguen un atractivo efecto visual de contraste. El color oscuro presente en la parrilla, en el capó, en los tiradores de las puertas, en la tapa del combustible, en los perfiles que rodean las ópticas principales o en los logos de MINI consiguen ese llamativo contraste. Además, las llantas de aleación de 17 pulgadas, con cinco juegos de radios dobles, también son negras.

En el interior, la firma de Hopkirk aparece en los elementos del salpicadero acabados en material Piano Black, como el que está presente justo enfrente del acompañante. La iluminación LED presente en la parte inferior de las puertas también muestra la leyenda 'Paddy Hopkirk'.

MINI Cooper S Paddy Hopkirk Edition

En el plano mecánico, esta edición especial utiliza el mismo motor que cualquier otro MINI Cooper S. Se trata de un bloque tetracilíndrico, con 2,0 litros y turbocompresor, que desarrolla 192 CV y 281 Nm de par motor. Puede estar asociado a una caja manual de seis velocidades o a una automática, con siete relaciones.

MINI Cooper S Paddy Hopkirk Edition

Argumentos suficientes para firmar unas prestaciones notables, con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 6,5 segundos y una velocidad máxima de 235 km/h.

MINI Cooper S Paddy Hopkirk Edition

Tras la victoria de Hopkirk en 1964, Mini continuó por la senda de la victoria en dos ocasiones más en el rally monegasco. Timo Mäkinen y Rauno Aaltonen consiguieron alzarse con la victoria final en las ediciones de 1965 y 1967, respectivamente.