El vehículo pretende demostrar que la hibridación también puede acompañar a un modelo deportivo.

El Volkswagen Golf GTI es, por derecho propio, uno de los modelos más reconocidos y valorados de la industria del automóvil. Gracias a su característico diseño, ha conseguido calar en el imaginario colectivo, generación tras generación. El modelo original fue obra de la maestría de Giugiaro, pero los tiempos cambian y este Volkswagen Golf GTE HyRACER es un buen ejemplo de ello.

Con un nombre como este, es inevitable que pienses en un GTI TCR modificado. Pero en este caso, los tiros van por otro lado. Este vehículo es la culminación de un programa de aprendizaje llevado a cabo en Autostadt, Wolfsburgo. A los futuros empleados del Grupo Volkswagen, en Alemania, se les ha dado la oportunidad de emplear unos meses de trabajo, para personalizar el GTE a su gusto.

Galería: Volkswagen Golf GTE HyRACER

Fruto de sus ideas y del trabajo realizado, el grupo creó el ejercicio de estilo HyRACER, donde 'Hy' significa híbrido y 'RACER', hace referencia al ADN deportivo que tiene el compacto deportivo alemán. Sin duda, una mezcla de conceptos, que podremos ver en multitud de fabricantes, a medio plazo.

"Una vez al año, los seguidores más apasionados de la marca Volkswagen y especialmente del Golf GTI se reúnen para intercambiar ideas y celebrar una convivencia juntos", dijo Jürgen Stackmann, miembro de la junta y responsable de ventas de Volkswagen. "No solo los fans, sino también nuestros aprendices han estado esperando estas jornadas durante muchos años".

Lógicamente, el tren de potencia híbrido es la pieza principal de este vehículo, aunque los detalles exteriores e interiores también juegan un papel importante. En términos técnicos, el motor desarrolla 248 CV, que no parecen un exageración, pero estamos convencidos de que la cifra de par motor (no facilitada) y la forma de entregarla, serán el mejor aval de este vehículo.

Por otra parte, el aporte del resto de modificaciones conseguirá aumentar el rendimiento de este Golf GTE hasta elevar el listón dinámico, de forma considerable. Solo hace falta ver el aspecto del compacto alemán para apreciar la seriedad del trabajo.

VW GTI Hyracer

Además de su tren de potencia híbrido, el vehículo cuenta con un kit de carrocería creado a medida por el equipo de formación de diseño. Los nuevos elementos de la carrocería son, por ejemplo, un splitter delantero, pasos de rueda más aerodinámicos, difusor trasero de nueva factura y alerón de techo equipado con la tercera luz de freno. Además, el HyRACER se beneficia de unas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas, acabadas en color negro mate, obra del equipo de aprendices.

VW GTI Hyracer

Debes entender que este trabajo se ha llevado a cabo en unos pocos meses y que de haber dispuesto de más tiempo, ¿quién sabe cómo habría sido el resultado final? Lo que parece contrastado es que sus jóvenes aprendices, tanto ingenieros como diseñadores, parecen asegurar un futuro brillante para el gigante de Wolfsburgo.