Este coche tan especial podría aterrizar en el año 2024.

Te guste o no, los futuros modelos de altas prestaciones no podrán ser exclusivamente de combustión, pues no serán capaces de cumplir con las normativas medioambientales. Por este motivo, no nos extraña escuchar que BMW está trabajando en las variantes híbrida enchufable y eléctrica del próximo M5

Algunas fuentes incluso tienen fecha para el lanzamiento de esta nueva entrega. Llegaría en 2024, un año después del estreno de la nueva generación del Serie 5, prevista para el tercer trimestre de 2023. 

Galería: BMW M5 y M5 Competition 2020

Según Georg Kacher, de Car Magazine, la opción enchufable combinaría la fuerza del propulsor V8 con un apoyo eléctrico, de tal forma que la potencia combinada podría ascender a alrededor de 750 CV y 1.000 Nm. Cabe recordar que, ahora mismo, el M5 Competition desarrolla 625 CV.

Pero la joya de la corona sería el M5 eléctrico, que podría emplear una enorme batería de 135 kWh con el fin de alimentar tres motores, dos en el eje trasero y uno en el delantero, que obtendría una potencia en conjunto de aproximadamente 1.000 CV.

Esta brutal berlina de altas prestaciones sería capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,0 segundos y ofrecer una autonomía en el entorno de los 700 kilómetros en ciclo WLTP. Eso sí, pesará bastante más que el M5 actual por la inclusión de la batería, por lo que habría que poner a punto el chasis. 

Obviamente, el modelo germano contará con rivales de postín. De hecho, Tesla está preparando una versión del Model S con tres motores y, probablemente, también entregará unos 1.000 CV de potencia. 

Al respecto, Audi Sport ya ha asegurado que electrificará toda su gama y que cada coche contará con un único tipo de propulsión, ya sea híbrida enchufable o 100% eléctrica, en función del vehículo. 

En fin, es evidente que la era de la electrificación mantendrá versiones de altas prestaciones, aunque todo tendrá sus pros y sus contras. No quedará otra que amoldarse a los cambios... y empezar a instalar un Wallbox en nuestro garaje. 

Fuente: Car Magazine