Mantienen la potencia, pero estrenan cambios en su aspecto y equipamiento, por ejemplo.

Hace ya tiempo que estábamos esperando la renovación de la berlina de altos vuelos de BMW, el BMW M5, y hasta pudimos probarlo brevemente en Nürburgring Nordschleife, unas semanas atrás. Este restyling propone cambios a nivel estético, de equipamiento y también una nueva puesta a punto de la suspensión, si bien no hay cambios en lo que a la mecánica se refiere.

Para empezar, siguiendo la tendencia del resto de modelos de la casa, la parrilla frontal estrena unos riñones más grandes, que se extienden hacia la zona inferior del paragolpes y lucen un marco cromado. También hay entradas de aire más generosas, faros LED de nuevo diseño, retrovisores específicos o un techo fabricado en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP).

Galería: BMW M5 y M5 Competition 2020

También estrenan imagen las colas dobles de escape, integradas en un paragolpes de nueva factura. Asimismo, los pilotos recurren a tecnología de tipo LED, son tridimensionales y gozan de una firma lumínica en forma de L. En lo referido a las llantas de aleación, el M5 incorpora un juego de 19 pulgadas (275/40 R 19 y 285/40 R 19), mientras el Competition apuesta por unas de 20 pulgadas (275/35 R 20 y 285/35 R 20).

La versión más potente, el mencionado M5 Competition, añade un sinfín de detalles en color negro brillante, como el marco de la parrilla, las carcasas de los retrovisores, el sutil spoiler de la tapa del maletero e incluso las salidas del sistema de escape (en negro cromado). En todo caso, la paleta de colores para la carrocería incluye cinco nuevas opciones (cuatro metalizadas y una mate).

BMW M5 2020
BMW M5 2020
BMW M5 2020

En el habitáculo también hay novedades, como la nueva pantalla multimedia del salpicadero, ahora de 12,3 pulgadas, renovados botones para cambiar la configuración del cuadro de instrumentos o asientos M deportivos, de serie (los multifunción, con reposacabezas integrados, son opcionales).

No faltan tampoco los botones M1 y M2 del volante, que permiten al conductor guardar diferentes configuraciones dinámicas del vehículo (suspensión, dirección, motor, tracción total, etc). El Competition, además, ofrece un modo adicional, llamado Track, pensado para circuito. En lo referente a sistemas de asistencia, se incluyen todos los disponibles en el BMW Serie 5 2020.

BMW M5 2020
BMW M5 2020
BMW M5 2020

V8 biturbo, sin cambios

El propulsor es el mismo V8 de 4,4 litros, biturbo, que ofrece 600 CV en el caso del M5, y 625 CV en el M5 Competition, así como 750 Nm de par motor máximo, entre 1.800 y 5.600 vueltas para el primero, y la misma cantidad de par, pero hasta 5.860 rpm para el Competition.

Este bloque anuncia un consumo medio homologado de entre 10,5 y 10,6 litros cada 100 kilómetros y se combina de serie con la transmisión automática M Steptronic, con convertidor de par y ocho velocidades, además de la tracción total M xDrive (que sigue ofreciendo un modo 2WD, de propulsión trasera).

Con todo, el BMW M5 2020 acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, y de 0 a 200 km/h en 11,1 segundos, mientras que la variante Competition rebaja estas cifras hasta los 3,3 y 10,8 segundos, respectivamente. En ambos casos, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h, si bien, de forma opcional, el paquete M Driver's Package lleva la velocidad punta hasta los 305 km/h.

BMW M5 2020
BMW M5 2020
BMW M5 2020

El BMW M5 Competition añade, por ejemplo, soportes de motor específicos, más rígidos, así como los amortiguadores del M8 Gran Coupé y una nueva puesta a punto, con el objetivo de mejorar tanto la dinámica de conducción como la comodidad de marcha. Ambos coches incorporan un equipo de frenos M Compound, con discos ventilados y pinzas de seis pistones, delante, y monopistón, detrás. Los frenos M carbocerámicos son opcionales, pesan 23 kilos menos e incorporan pinzas pintadas en color dorado, por ejemplo.

El precio del BMW M5 2020 todavía no está disponible para el mercado español, aunque sí sabemos que, en Alemania, partirá de 120.900 euros en la versión 'convencional', y de 129.900 euros, en el caso del M5 Competition.