Las soluciones eléctricas de la marca, para la movilidad urbana, también incluyen el patinete eKickScooter 65.

Al hablar de la gama electrificada de SEAT, es posible que pienses en modelos como el nuevo León, con variantes híbridas enchufables y microhíbridas, el Mii Electric o el Tarraco 'plug-in'. Sin embargo, no son los únicos representantes de la marca que recurren a la electricidad...

A la nómina se suman dos novedades llamadas a convertirse en soluciones de movilidad interesantes, ante los nuevos escenarios que se presentan en las grandes ciudades.

De este modo, la firma española ha presentado, oficialmente, una moto 100% eléctrica, conocida como SEAT MÓ eScooter 125, y un patinete con idéntica fuente de energía, llamado SEAT MÓ eKickScooter 65.

Galería: SEAT MÓ eScooter 125 y SEAT MÓ eKickScooter 65

Empezando por la SEAT MÓ eScooter 125, debemos indicar que está disponible en tres pinturas mate, totalmente exclusivas, de cara a atraer a los clientes: rojo intenso, aluminio oscuro y blanco oxígeno.

En lo que respecta a la parte mecánica, cuenta con una unidad eléctrica que entrega una potencia máxima de 9 kW (el equivalente a una 125 cm3) y un par máximo de 240 Nm. Datos que le permiten alcanzar una velocidad punta de 95 km/h y acelerar de 0 a 50 km/h en apenas 3,9 segundos.

Respecto a la autonomía urbana, la cifra máxima homologada es de 125 kilómetros, gracias al empleo de una batería de iones de litio de 5,6 kWh de capacidad, que es de tipo extraíble. Además, de cara a sacarle el máximo partido y adaptarse a las necesidades de cada momento, hay tres modos de conducción: City, Sport y Eco.

Todo esto, en lo referido a los clientes particulares, ya que también hay una variante destinada al mundo del 'moto-sharing', que se caracteriza por una decoración exclusiva, en color aluminio oscuro (mate) y con adhesivos específicos. Por el momento, no se han anunciado los precios de ninguna de las dos versiones.

SEAT MÓ eScooter 125 y SEAT MÓ eKickScooter 65
SEAT MÓ eScooter 125 y SEAT MÓ eKickScooter 65

Pasando al patinete, el SEAT MÓ eKickScooter 65 está especialmente pensado para los trayectos 'de última milla', como la distancia que separa una estación de tren del puesto de trabajo, por poner un ejemplo.

En este caso, el sistema eléctrico está sustentado en una batería de 551 Wh de capacidad, que asegura una autonomía de 65 kilómetros y una velocidad máxima de 65 km/h (cifra que, en algunos mercados, estará limitada a 20 km/h). 

Recordemos que SEAT ya ofrecía un patinete de menores prestaciones, el MÓ eKickScooter 25 (25 km/h de punta, 25 kilómetros de autonomía) y que, al igual que sucede con la moto, su precio aún no ha sido anunciado.