Con un precio de 179 euros en Alemania, se puede llevar guardado en el hueco de la rueda de repuesto.

La nueva movilidad urbana está permitiendo la aparición de nuevas formas de transporte sostenible con el medio ambiente, como son los vehículos eléctricos. Dentro de esta modalidad, puede que el ejemplo más práctico, y menos costoso, sean los denominados patinetes eléctricos. Sin embargo, Skoda apuesta por algo más asequible y sin electrificar: el Scooter o su versión de monopatín plegable.

Lo peculiar del modelo de Skoda es que mientras el resto de opciones que se venden en el mercado solo se pueden doblar por la mitad, el Scooter dispone de un peculiar sistema de plegado en forma de 'M', gracias a diferentes articulaciones. Con esto consigue ser especialmente compacto cuando no lo utilizamos, quedando perfectamente integrado en el hueco de la rueda de repuesto de modelos como el Scala y el Kamiq.

Galería: Skoda Scooter

Respecto a las dimensiones, el patinete de Skoda solamente mide 49 x 42 x 11 centímetros y no resta capacidad de carga al maletero, al quedar oculto debajo del piso del mismo. En este sentido, este patinete no se puede llevar en esa zona si hemos elegido la opción de la rueda de repuesto convencional.

Gracias a este patinete, que deberíamos catalogar como una solución de 'micromovilidad' urbana, el fabricante checo pretende dar respuesta a un tipo de cliente "más juvenil y activo, con una pronunciada conciencia ambiental". Skoda recomienda su patinete para el denominado primer y último kilómetro; es decir, el trayecto desde casa hasta el vehículo y desde el vehículo al destino final.

El patinete está construido con acero y aluminio, pesa menos de cinco kilogramos, pero admite pasajeros hasta un máximo de 100 kilos. La altura regulable del manillar o los puños de goma aseguran una buena comodidad a los usuarios.

El Skoda Scooter luce un diseño con los colores típicos de la marca y el verde de las ruedas no deja lugar a dudas. Asimismo, la ingeniosa solución de plegado encaja a la perfección con las propuestas 'Simply Clever', que llevamos viendo en muchos modelos de Skoda desde hace años.

Skoda Scooter

Por último, el patinete plegable de Skoda ya está a la venta. Inicialmente, a través de la página de la marca, con un precio de 179 euros. Suponemos que, a corto plazo, también se podrá efectuar su compra en los concesionarios oficiales del fabricante checo.

Skoda Scooter

Recuerda que, de momento, solo está disponible para los Scala y Kamiq que no equipen rueda de repuesto convencional. Suponemos que, con el tiempo, otros modelos de Skoda también se podrán sumar a los beneficios que aporta este vehículo de tracción 'personal'.