Increíble, pero cierto.

En El Cairo, Egipto, se está construyendo una autopista. Hasta ahí todo normal, pero la imagen que ilustra la noticia nos muestra un puente de la carretera, ¡pasando a tan solo 50 centímetros de varios bloques de casas!

Este delirante proyecto, en contra de la seguridad vial y que afecta a decenas de familias, lo aprobaron las autoridades nacionales tras comprobar que muchos de esos edificios se construyeron ilegalmente. Obviamente, los propietarios niegan ese extremo.

 

Pero lo peor es que, cuando las obras estén en su fase final, se destruirán cuatro de esos bloques ilegales porque constituyen un obstáculo para el proyecto. No queremos pensar cómo lo estarán pasando las familias afectadas...

Este polémico tramo de autopista tiene 12 kilómetros de largo y hasta 65,5 metros de ancho. Va a costar a las autoridades varios cientos de millones de euros y, en principio, debería tener una gran importancia para descongestionar el tráfico de una ciudad bastante caótica.

No dudamos de su utilidad, pero el trastorno que tienen que causar unas obras de este tipo a centímetros de viviendas es inimaginable. Hace poco, se formó un comité para investigar qué edificios son ilegales e indemnizar a los residentes afectados. Nos gustaría saber si recibirán dinero, pero nos tememos que, en caso afirmativo, será bastante poco...

"No nos oponemos al proyecto, pero se debe compensar a los comerciantes y propietarios de los apartamentos ubicados en los seis primeros pisos", dijo Hazem Ezzat Qassem, propietario de uno de los edificios.

Galería: Carreteras más peligrosas de España

La situación es muy delicada, pero la construcción del puente va a finalizar, afecte a quien le afecte. Los edificios construidos ilegalmente serán destruidos y sus residentes, reubicados.

En cuanto a los demás, tendrán que vivir con una autopista debajo (o encima) de sus casas y no dispondrán de muchas opciones de 'escapatoria' en una ciudad superpoblada donde las viviendas son escasas.

Fuente: Arabnews, Arabnews