A finales de agosto de 2021, no habrá que pagar por conducir en ellos.

Con la incertidumbre en la que vivimos actualmente, este tipo de noticias son bien recibidas y nos invitan a mirar el futuro de forma más positiva. Sin duda, todo lo que nos reduzca el gasto al coger el coche, siempre es bien recibido.

En concreto, esta interesante información hace referencia a los nuevos tramos de autopistas que pasarán a ser gratuitos dentro de unos pocos meses. ¿Ya estás pensando en tus vacaciones estivales?

Galería: Actualidad y seguridad vial

Antes de indicar cuáles son, hagamos un acto de memoria. La primera vía de peaje que pasó a ser de libre acceso fue la AP-1 el 1 de diciembre de 2018, tras dejar de pertenecer a Europistas y pasar a manos del Estado. Sin duda, eso supuso el descenso de peligrosidad de la N-I, donde antes se acumulaban cientos de camiones diarios.  

Un año y un mes después, concretamente el 1 de enero de 2020, los intervalos entre Sevilla y Cádiz de la AP-4 y entre Tarragona y Alicante de la AP-7 también se convirtieron en gratuitos. Dos zonas muy turísticas a las que se desplazan miles y miles de españoles con el buen tiempo. Sin duda, un alivio para los gastos vacacionales...

Pues bien, este año se abrirán otros tres tramos. En todos los casos, la ausencia de peajes se producirá a partir del día 31 de agosto. Una de ellas será la AP-2, a su paso entre Zaragoza y la provincia de Tarragona. 

Igualmente, en otro tramo de la AP-7, entre Tarragona y La Junquera, frontera con Francia, tampoco habrá que sacar la billetera. Lo mismo sucede en esta autopista, entre Montmeló y el Papiol. Está claro que los catalanes van a tener un poco de desahogo a la hora de pagar por conducir.  

Lamentablemente, no todo es de color de rosa en la actualidad automovilística. Salvo sorpresa, el Gobierno decidirá instaurar las autovías de pago en esta legislatura. Esa era la intención del Ejecutivo antes del inicio de la pandemia, así que suponemos que dentro de poco volverán a retomar el tema. 

Alfa Romeo Stelvio de la Guardia Civil

Tampoco está de más recordar que cada vez hay más métodos para cazar a los infractores, como coches y furgonetas camuflados, radares en cascada y 'antifrenazo'...