Goza, por ejemplo, de paneles solares y de las baterías de litio de un Nissan LEAF.

Hace un mes, aproximadamente, os enseñamos un interesante autobús escolar reconvertido en vivienda y hoy volvemos a la carga con otro de estos mastodontes de la carretera, que ahora sirve como hogar para una familia de seis personas, sus dos perros y su gato. Además, está muy bien resuelto y tiene un interior al que no le falta detalle.

El propietario y artífice de esta creación, Aaron Bockelie, es un cocinero que colgó el gorro de cocina y vendió su casa en Seattle, Estados Unidos, para cambiar por completo de estilo de vida y mudarse con toda su familia y sus mascotas a un autobús camperizado de lo más completo, que actualmente es su hogar, aunque sobre ruedas.

Galería: Broccolibus, un autobús convertido en vivienda

Aaron comenzó a trabajar en este autobús escolar de enormes dimensiones allá por el año 2015 y, hoy en día, está equipado con todo tipo de comodidades, desde una cocina completa, con horno, cuatro fuegos de gas y nevera con congelador, de gran tamaño, hasta fregadero o diversos armarios, cajones y baldas para almacenar comida.

El baño, por ejemplo, también es completo, aunque está dividido en tres partes. A un lado del pasillo encontramos la ducha, mientras que al otro está el inodoro; en otro lugar, encontramos el lavabo, de manera que varias personas puedan utilizarlos de forma individual.

Broccolibus, autobús convertido en vivienda
Broccolibus, autobús convertido en vivienda
Broccolibus, autobús convertido en vivienda

En la zona de salón hay un gran sofá de cuero, que además se convierte en cama, y una televisión también bastante generosa, que se puede mover y ajustar a las necesidades de los ocupantes. Por otro lado, la zona trasera es la que ocupan las camas de los cuatro niños, y también cuenta con una lavadora y una secadora, para hacer la colada.

El sistema eléctrico, además, está basado en paneles solares, que recogen energía durante las horas de sol, para almacenarla en un paquete de baterías de iones de litio de alrededor de 25 kWh, tomado directamente de un Nissan LEAF de segunda generación. Si quieres saber más detalles sobre el sistema eléctrico, Aaron lo explica algo más a fondo en el vídeo.

Broccolibus, autobús convertido en vivienda
Broccolibus, autobús convertido en vivienda
Broccolibus, autobús convertido en vivienda

Por último, la zona delantera mantiene algunos asientos (el del conductor y otros cinco), de manera que puedan viajar con seguridad. En el puesto de conducción no faltan un navegador GPS, los monitores de varias cámaras de vídeo o un par de radios. Además, el vehículo incorpora en el interior dos unidades de aire acondicionado, para mantener una temperatura agradable en todo el habitáculo.

Por último, justo detrás del puesto de conducción, Aaron tiene montada una especie de oficina, con un ordenador (escondido en un armario), una mesita, un teclado y un monitor en posición elevada, desde donde trabaja. Si quieres conocer todos los detalles sobre este proyecto, no te pierdas el vídeo.