El programa Tailor Made permite configuraciones inusuales.

Si hay una marca de automóviles asociada al color rojo, esa es Ferrari. Cualquier aficionado al motor recuerda modelos míticos del 'Cavallino Rampante' con esa opción cromática: Testarossa, F40, Enzo, 430 Scuderia... y también el Portofino, el sustituto del California T. Precisamente, el descapotable italiano es el protagonista de esta noticia.

Lo es, porque el programa de personalización del fabricante transalpino, denominado Tailor Made, ha 'vestido' un ejemplar con un color verde oscuro. ¿Original o un sacrilegio? ¿Tú que opinas? En mi modesta opinión, no le sienta nada mal, aunque es verdad que el coche puede perder un punto de imagen deportiva. 

Galería: Ferrari Portofino en color verde de Tailor Made

En el exterior, esa tonalidad contrasta con unas llantas de aleación de color plata, con diseño de cinco radios, y sobre todo, con unas franjas blancas dispuestas en el capó. Ese mismo color se aplica en los pilares A y en el techo, con el fin de generar un destacado impacto visual a su paso. 

Si pasamos al habitáculo, también impera el verde oscuro, que se aplica en la parte inferior del salpicadero y los asientos. Al igual que en la carrocería, brillan las inserciones blancas para lograr un aspecto más llamativo. Tampoco faltan componentes de cuero negro. 

La verdad es que esta unidad podría servir para comenzar un debate sobre si los Ferrari son igualmente bellos con otros colores. Desde luego, son puntos de vista personales, pero habría opiniones muy dispares, seguramente.

Volviendo al Portofino, de 2+2 plazas, recurre a un motor 3.9 V8, biturbo, con 600 CV a 7.500 rpm y 760 Nm, asociado a una transmisión automática de doble embrague, con siete velocidades. Toda la fuerza mecánica se envía al tren trasero y genera unas prestaciones asombrosas: 320 km/h de velocidad punta y una aceleración de 0 a 100 en 3,5 segundos. 

Ferrari Portofino de Tailor Made

El techo es duro retráctil y el reparto de pesos recae en un 46%, sobre el eje delantero, y un 54%, sobre el trasero. Por cierto, el Portofino mide 4,59 metros de longitud y se desarrolló sobre una nueva plataforma, distinta de la del California T. 

Entre sus novedades tecnológicas, se encuentran el diferencial autoblocante trasero E-Diff3, de tercera generación, o la dirección asistida Electric Power Steering (EPS). Bueno, entonces, ¿en rojo o en verde?