Parece que será la próxima joya que adorne el garaje del futbolista portugués.

Bien es conocido por todos que Cristiano Ronaldo, famoso futbolista portugués de la Juventus de Turín, es un gran aficionado a los coches deportivos, desde un Ferrari 599 GTO hasta un McLaren Senna, pasando por el Audi RS 6 Avant que se le entregó cuando era jugador del Real Madrid.

Bueno, realmente es un amante de cualquier tipo de automóvil exclusivo, como quedó demostrado en su pasado cumpleaños, cuando recibió como regalo un Mercedes-Benz Clase G, preparado por BRABUS.

Y tampoco es un gran secreto la buena relación que guarda con Bugatti. De hecho, fue una de las primeras personas ajenas a la marca francesa en probar el Chiron y, tras la experiencia, acabó adquiriendo uno para su colección particular.

Galería: Bugatti Centodieci

Pero parece que tras conducir un Veyron y un Chiron, ahora, CR7 se ha animado a hacerse con un Centodieci, una de las últimas novedades de la firma francesa. Al menos, en esa dirección apuntan nuestros compañeros de Motor1.com en Italia.

Un auténtico superdeportivo, valorado en 8 millones de euros y presentado el pasado verano en Pebble Beach, que nació para rendir homenaje al icónico Bugatti EB110 de los años 90.

Hablamos de un coupé con una estética propia y exclusiva, pero también, dotado de una versión mejorada del propulsor 8.0 W16, con cuatro turbos, que también es el encargado de dar vida a los Chiron, Divo y La Voiture Noire. Y cuando decimos mejorada, nos referimos a que suma 100 CV más, para alcanzar los 1.600 CV.

De este modo, el Centodieci es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 380 km/h (autolimitada) y de acelerar de 0 a 100 en 2,4 segundos. Poca broma con el francés...

Antes de finalizar, debemos recordar que algunos rumores apuntaron a que el astro portugués se hizo con el exclusivo y único Bugatti La Voiture Noire, un modelo que costó 11 millones de euros, antes de impuestos (en España, habría que sumarle el 14,75 de impuesto de matriculación y el 21% de IVA).

Otras fuentes señalaron hacia el difunto Ferdinand Piëch, máximo responsable del Grupo Volkswagen en el pasado y artífice de la vuelta a la vida de Bugatti, aunque lo cierto es que su verdadero dueño sigue siendo todo un misterio.

Fuente: Motor1.com Italia