Podría ser simplemente una edición especial, o bien una variante mejorada del modelo.

Hace ya catorce años, nada menos, vimos por primera vez el superdeportivo de motor central de la marca de Ingolstadt, el Audi R8, y desde entonces han salido al mercado innumerables versiones, con motores V8 y V10, de tracción total o de propulsión trasera, y también diversas variantes de competición, de categorías GT3, GT4 e incluso el interesante R8 LMS GT2.

Ahora, no obstante, el fabricante alemán ha registrado en la oficina europea de patentes la denominación 'Audi R8 Green Hell', y ya han empezado a circular rumores sobre para qué podría usar la marca dicho nombre, que lógicamente hace alusión al mítico Infierno Verde, es decir, el circuito de Nürburgring Nordschleife. 

Galería: Audi R8 LMS GT3 2019

Algunos ya hablan de una hipotética versión de circuito del modelo, todavía más salvaje y con mayor potencia, enfocada incluso a batir récords en el famoso trazado alemán, al que el apodo de 'Green Hell' se lo puso a principios de los años 60 el piloto escocés Jackie Stewart, tres veces campeón del mundo de Fórmula 1 (1969, 1971 y 1973).

Hace ya un par de años, el director técnico de Audi Sport, Oliver Hoffmann, declaró que en la división de altas prestaciones tenían "buenas ideas para un R8 más extremo". De hecho, aseguró que el modelo podría tener rasgos del R8 GT3 (el de las imágenes), aun siendo de calle, aunque no sabemos si hablaba de este posible R8 Green Hell.

Audi R8 LMS GT3 2019

En cualquier caso, un R8 más 'hardcore' podría beneficiarse de una notable rebaja de peso y, además, de una mayor potencia para el motor 5.2 V10 atmosférico, que en la versión performance alcanza los 620 CV. No obstante, en el primo italiano del R8, el Lamborghini Huracán en versión Evo, llega hasta los 640 CV.

Así pues, es probable que Audi Sport pueda exprimir todavía más el bloque FSI de diez cilindros pero, en cualquier caso, y si el coche quiere buscar algún tipo de récord en el 'Ring', también necesitarían meter mano a otros aspectos, como la aerodinámica.

Lamborghini Aventador SVJ Nurburgring record

Recordemos que el Huracán Performante, que actualmente es cuarto entre los coches de producción en el Nordschleife y comparte motor y plataforma con el R8 de segunda generación, recurre a un avanzado sistema de aerodinámica activa -ALA 2.0-, cosa que, de momento, el Audi no tiene.

Así pues, convertirse en el coche de producción más rápido en Nürburgring no es tarea sencilla, desde luego, y para hacerlo debería batir al Lamborghini Aventador SVJ y sus 770 CV, que marcó 6'44"97 en el trazado de las montañas de Eifel. 

Otras posibilidades, y quizá más probables, es que Audi no llegue nunca a usar esta denominación, o bien que el R8 Green Hell sea sencillamente una edición especial para conmemorar el circuito, pero que se ciña únicamente a una decoración específica y, quizá, un equipamiento más completo, pero poco más. 

Fuente: Automobile Magazine