Con motor V6, en posición central-trasera, y 320 CV de potencia.

Allá por el año 2013, Renault consiguió ponernos los 'dientes largos' como pocas marcas han logrado hacerlo en la última década. ¿El motivo? La puesta de largo de un prototipo, llamado a mantener vivo el legado de uno de nuestros clásicos favoritos deportivo: el Renault 5 Turbo.

A fin de cuentas, así se presentó el Twin'Run Concept: como el Renault 5 Turbo moderno de la época. De hecho, se dejó ver (y también junto al Clio V6) en las calles de Montecarlo, coincidiendo con el 71º Gran Premio de Mónaco de F1. 

Lo que no sabíamos era la sorpresa que nos guardaba el futuro. A fin de cuentas, el 'proto' se convirtió en realidad, pero para dar forma a la tercera generación del Renault Twingo. Que sí, es un modelo muy chulo, con propulsión trasera y motor central-trasero. Pero no es lo mismo.

Galería: Renault Twin'Run, el Renault 5 Turbo del futuro

De estética exagerada en todos los sentidos, bajo la carrocería, el prototipo contaba con un motor V6 de gasolina, de aspiración atmosférica y 3,5 litros de cilindrada, que entregaba... ¡320 CV de potencia! Por si te lo preguntas, sí, es el mismo propulsor que empleaban el Laguna o el Mégane Trophy de competición de la época.

Dicho esto, la cifra de potencia cobra especial magnitud, al descubrir que hablamos de un modelo que anunciaba 3,68 metros de largo y apenas 950 kilos de peso.

Desarrollado sobre un chasis tubular, el conjunto mecánico se completaba con una caja de cambios secuencial, de seis marchas, y con un diferencial de deslizamiento limitado y un equipo de suspensiones desarrollado por Öhlins.

Con un reparto de pesos del 57% para el eje delantero y el 43% para el trasero, Renault afirmaba que esta pequeña salvajada era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,5 segundos y de alcanzar los 250 km/h. Poca broma...

Como curiosidad, durante la presentación ante el público monegasco, el Twin'Run estuvo pilotado por Carlos Tavares, el número dos de Renault en aquel momento... y actual presidente y director ejecutivo del Grupo PSA.

Junto a él, también rodaron una leyenda de los rallies como Jean Ragnotti, que estaba al volante del Turbo, mientras que Charles Pic, piloto de F1 del equipo Caterham F1 Team, se encargaba del Clio V6.

Por supuesto, no podemos despedirnos sin dejarte con una tremenda galería del modelo original, que sigue siendo uno de nuestros deportivos de bolsillo favoritos de todos los tiempos.

Galería: Renault R5 Turbo 2 Evo 1985