La respuesta general es no... aunque hay algunas excepciones importantes.

Con la llegada del año 2020, se dio un paso más para 'expulsar' a los coches más antiguos (y más contaminantes, para las autoridades) de la ciudad de Madrid: desde el mencionado 1 de enero de 2020, no pueden estacionar en la zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) de la capital. O lo que es lo mismo, se les prohíbe el aparcamiento en la calle, en el interior de la M-30, bajo sanción de 90 euros (45, pronto pago).

Esta medida afecta a los coches catalogados como A, o lo que es lo mismo, los que no tienen etiqueta ambiental de la DGT: generalmente, los gasolina anteriores a 2000 y los diésel anteriores a 2006. Ahora bien, hay alguna que otra excepción, que puedes consultar tras la galería de fotos.

Galería: Calles de Madrid

Esta medida no afecta a los siguientes supuestos:

  • Residentes en su respectiva Área de Estacionamiento Regulado.
  • Vehículos comerciales e industriales que dispongan de autorización de estacionamiento SER.
  • Los vehículos auxiliares de apoyo a la operación del servicio de transporte público colectivo urbano general de uso regular.
  • Los vehículos de dos y tres ruedas.
  • Los vehículos destinados a transportar personas que acrediten disponer y empleen la autorización especial para PMR.
  • Los vehículos destinados a servicios esenciales.
 

Ahora bien... ¿hay algún escenario en el que estos coches más antiguos puedan aparcar dentro del perímetro de la M-30? Técnicamente, sí: fuera de los horarios en los que está vigente el SER. De este modo, es posible que estos coches A aparquen en zona azul y verde de 21 a 9 horas, de lunes a viernes, de 9 a 15, los sábados, y durante todo el día, en domingos y festivos.

Eso sí, poco a poco, acabarán expulsados de Madrid, tal y como puedes comprobar en el siguiente protocolo de actuación, recogido en cumplimiento de la Ordenanza de Movilidad Sostenible.

Estos son los plazos establecidos por el Ayuntamiento de Madrid, para los coches A:

  • A partir del 1 de enero de 2020 quedará prohibido el estacionamiento a vehículos A dentro de la almendra central salvo para los residentes de un mismo barrio, que no podrán aparcar en otro lugar que no sea su zona.
  • A partir del 1 de enero de 2022, quedará prohibido el acceso y circulación dentro de la M-30 a todos los vehículos A de los no residentes en la ciudad.
  • A partir del 1 de enero de 2023, se incluirá la prohibición de la circulación para los vehículos A de no residentes de Madrid también en la M-30.
  • A partir del 1 de enero de 2024, ningún vehículo A de fuera de Madrid podrá circular por todo el término municipal. Esta medida supone una reducción de hasta 618 toneladas de NOx anuales, lo que conlleva multiplicar por cinco la reducción de emisiones que se estimaba para Madrid Central (112 toneladas).
  • A partir del 1 de enero de 2025 ningún vehículo A, residente o no residente en Madrid, podrá circular por toda la ciudad.