Los ajustes en la centralita permiten elevar la potencia hasta los 350 CV.

Desde que se anunciara este año el final de su producción, no hemos podido dejar de pensar en el Alfa Romeo 4C, un biplaza deportivo de propulsión trasera, que emociona a quien tiene la oportunidad de conducirlo.

Y es que este coche renuncia a elementos que algunos podrían considerar innecesarios, al menos para este tipo de coches, como puede ser la dirección asistida o incluso, para algunos conductores, el climatizador o un 'simple' aire acondicionado.

Galería: Alfa Romeo 4C Coupé preparado por Pogea Racing

Todo ello, en un conjunto con un chasis de fibra de carbono, al servicio de un motor turboalimentado de gasolina, de 1,7 litros de cilindrada y 240 CV.

Hasta aquí hablamos de la versión de producción en serie, porque lo que ha hecho Pogea Racing es un auténtico salto de nivel, que solo 10 afortunados podrán disfrutar, porque se trata de una preparación limitada.

El proyecto, de nombre Zeus, estéticamente añade un color de carrocería 'Petrol Voltui Pearl', sobre una carrocería que se ha desarrollado con una abundante cantidad de fibra de carbono, lo que hace que el peso del coche pase de 995 a 899 kilos.

Además, cuenta con unas llantas de aleación de nueva factura, que son de 18 pulgadas en el eje delantero y de 19 en el trasero.

Pero la auténtica magia se ha he hecho tras los asientos, ya que en la zaga nos encontramos con una mecánica que ha sido retocada para rendir 350 CV y un par motor máximo de 465 Nm, que de fábrica se cifra en 350 Nm.

Alfa Romeo 4C Coupé preparado por Pogea Racing

Todo esto ayuda a la hora de mejorar las prestaciones, acelerando de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos; 1,1 segundos menos que antes de pasar por las manos de Pogea Racing.

Si quieres hacerte con uno como estos, vas a tener que pagar la suma de 50.100 euros... por la preparación, previo pago de los más de 60.000 euros que cuesta el automóvil en sí.