Por supuesto, tampoco faltan diversos componentes específicos para la carrocería.

Cuando se trata de exprimir los coches de Audi, la empresa ABT siempre ha sido una referencia al ofrecer paquetes estéticos y mecánicos para gran parte de la gama. En esta ocasión, el TT RS es el que se beneficia de estos aportes 'vitamínicos'.

Así, el motor turboalimentado de gasolina 2.5 TFSI, con cinco cilindros en línea, pasa a desarrollar 460 CV, en lugar de los 400 de serie. Igualmente, el par motor máximo asciende de 479 a 528 Nm. 

Galería: Audi TT RS de ABT

Como complemento perfecto, se integra un sistema de escape de alto rendimiento, fabricado en acero inoxidable, que emite un sonido más grave y contundente. Este nuevo componente está conformado por cuatro salidas acabadas en negro, en lugar de la doble ovalada que Audi propone de serie. 

Una vez más, ABT no proporciona información sobre las posibles mejoras en las prestaciones. El Audi TT RS de serie declara 250 km/h de velocidad máxima, autolimitada electrónicamente, y una aceleración de 0 a 100 en 3,7 segundos. Probablemente, gracias al especialista germano, ese tiempo se reduce unas décimas.     

En el plano estético, el deportivo alemán incluye varios elementos de fibra de carbono, como el difusor trasero, el splitter delantero y diversas inserciones aerodinámicas en el frontal y en las taloneras laterales.

Asimismo, estrena dos juegos de llantas de aleación, con 19 y 20 pulgadas, en negro mate o brillante. Todas las piezas de ABT disponen de una garantía de cuatro años o 160.000 kilómetros y no anulan la oficial del fabricante germano.