Esto no es cosa de niños...

Las pruebas de choque o crash test son una de las cosas que nunca dejamos de lado y que solemos publicar regularmente, ya que EuroNCAP hace una labor muy importante en todo lo referido a la seguridad de los automóviles.

Lo que te traigo a continuación es distinto a todo lo que hemos visto hasta ahora, ya que el accidente se simula entre dos coches de Lego Technic; concretamente un Porsche 911 GT3 RS y un Bugatti Chiron, dos superdeportivos de los que duele ver cuando se estrellan.

En este caso, algo menos, ya que estos coche de juguete, hechos con miles de piezas de plástico, son mucho más baratos que los automóviles que recrean.

Galería: Bugatti Chiron de Lego

Pero no pienses que el vídeo se ha realizado por pura diversión, sino que, tras el proyecto, está ADAC, una importante asociación del mundo del automóvil de Alemania, considerada la más grande de Europa.

Con esta simulación, lo que querían era comprobar hasta qué punto se podrían sustituir los coches reales por este tipo de maquetas, que en las imágenes puedes ver colisionando a una velocidad de 60 km/h.

De este modo, intentan que se puedan ahorrar gastos en las costosas pruebas de choque, ya que se destruyen numerosos automóviles a lo largo del año.

Pero los resultados arrojan una cruda realidad, como se puede entender en la traducción de este extracto del audio en alemán:

"El propósito de esta prueba era ver si se pueden usar simulaciones en lugar de pruebas de choque reales. Pusimos todos los elementos necesarios y comprobamos las imágenes de la cámara, tal y como sea hace en un test real. La conclusión fue que estas pruebas todavía no son lo suficientemente fiables como para reemplazar a las convencionales".

Por desgracia, vamos a tener que seguir viendo vehículos de verdad destruidos, aunque todo sea por el bien de la seguridad de los conductores...

Fuente: Beyond the Brick en Facebook

Galería: Lego Porsche 911 GT3 RS Crash Test