Dos enfoques distintos de lo que debe ser un todoterreno...

En muchas ocasiones, las apariencias engañan. Esto es algo que ocurre, a menudo, en el segmento de los coches todoterreno y SUV. La moderna tecnología y el aspecto pueden dar por hecho que un automóvil tendrá unas capacidades óptimas en recorridos off-road, cuando esto, en la mayoría de los casos, no es así.

En este vídeo, cortesía de The Faste Lane Car, quieren probar las aptitudes de un Volkswagen Touareg, de 2004, frente a las de un Land Rover Discovery, dos conceptos todoterreno muy diferentes, hasta el punto de que habrá quien considere al modelo alemán como un SUV, sin ninguna oportunidad frente a la tradición del Discovery, también del año 2004.

Galería: Volkswagen Touareg vs. Land Rover Discovery (2004)

Y seguramente tengan razón, porque es difícil pensar que un 4x4 de la vieja escuela no sea notablemente superior al Touareg. Debemos tener en cuenta que, el Land Rover dispone de un motor de gasolina V8 de 4,0 litros de cilindrada y una transmisión automática de cuatro velocidades. Una mecánica acompañada de un chasis muy resistente, apoyado en un diferencial central con bloqueo, un sistema de suspensión trasera autonivelante, además de unos neumáticos todoterreno.

Todo lo anterior, debería bastar para dejar en vergüenza al Volkswagen, que acude a la cita tal y como salió del concesionario. Es decir, con neumáticos convencionales, suspensión neumática y diferenciales, central y trasero con bloqueo, gestionados electrónicamente.

El entorno elegido para la prueba fue Ironclads, una ruta todoterreno muy conocida en Colorado (Estados Unidos) y la realidad es que, a pesar de la desventaja aparente del Touareg, te vas a quedar sorprendido con el desenlace.

Tan buena es la respuesta del todocamino alemán, que los protagonistas del vídeo piensan que, en algunas zonas, la solvencia con la que pasa el modelo alemán es algo mejor que la del Discovery.

¿Sorprendido? Pues compruébalo por ti mismo...