Se trata de la versión más potente para el mercado europeo.

Hace cinco décadas, una persecución de 10 minutos y 53 segundos convertía al Ford Mustang en un icónico entre los deportivos americanos. Se trataba de la escena en la que el teniente Frank Bullitt, interpretado por Steve McQueen, al volante de un Ford Mustang GT 390 Fastback, intentaba dar alcance a dos asesinos a sueldo, en la película Bullitt, estrenada en 1968.

Esta semana, en Motor1.com hemos tenido la oportunidad de probar su descendiente directo: el Ford Mustang Bullitt 2019, que gracias a su motor 5.0 V8 atmosférico de 460 CV, asociado a una caja de cambios manual, de seis velocidades, es la versión más potente de este Ford en Europa.

Como buen deportivo americano, se trata de un vehículo especialista en ganar velocidad en línea recta, como demuestra su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y los 263 km/h de velocidad máxima. Pero, ¿va igual de bien en todos los terrenos? Para descubrir la respuesta tendrás que esperar unos días...

Ford Mustang Bullitt: un look inspirado en los años 60

Otro de los puntos que hace del Ford Mustang Bullitt 2019 un modelo inconfundible es su estética. Su carrocería de 4,79 metros de longitud cuenta con numerosas similitudes con el modelo original, como una carrocería pintada en color verde Dark Highland Green, las salidas de escape o la ausencia del caballo habitual en el frontal de otros Mustang...

También hay detalles propios del siglo XXI, como unas llantas de aleación de 19 pulgadas o unas pinzas de freno monobloque, de seis pistones, pintadas en color rojo. Si te ha gustado el teaser que encabeza esta noticia, no te pierdas la prueba que publicaremos próximamente.