Katia Bassi, artífice del Lamborghini FAB (Female Advisory Board), es la primera mujer en unirse al Consejo de Administración de la marca italiana.

2018 fue un año muy importante para Lamborghini, ya que vio entrar a la compañía de Sant'Agata Bolognese en un nuevo segmento, con un SUV de altas prestaciones como el Urus. Pero, a veces, los cambios más importantes no son siempre los más llamativos. Y durante el año pasado, más cosas ocurrieron en la marca.

Un cambio silencioso, pero fuerte y definitivo; un cambio cultural que tendrá sus efectos en el futuro de la empresa. 2018 fue el año en el que se produjo el bautismo del Lamborghini FAB (Female Advisory Board o Consejo Asesor de Mujeres).

La arquitecta de este proyecto es Katia Bassi, que llegó a Lamborghini, en septiembre del año pasado, para asumir el rol de Directora de Marketing. Con un pasado labrado en Aston Martin, la NBA, el FC Internazionale (o Inter de Milán) o Ferrari, es la primera mujer en unirse al Consejo de Administración de Lamborghini, reportando directamente a Stefano Domenicali, Presidente y CEO del fabricante.

Tras conocerla en primera persona, podemos explicar qué hay detrás de su proyecto.

2.- Lamborghini Urus - 650 CV

¿Qué es el FAB?

El FAB, o Consejo Asesor de Mujeres si lo españolizamos, es una comunidad real, de aproximadamente 150 mujeres, elegidas entre todos los grupos de edad, a lo largo de todo el mundo.

La llegada del Urus amplía el 'target' de Lamborghini, típicamente masculino, al universo femenino, que debe ser conocido, comprendido y estudiado en profundidad. Lamborghini quiere entender a las mujeres y las mujeres quieren entender a Lamborghini.

Además, estudios de mercado recientes dicen que, para 2025, las "millonarias hechas a sí mismas" crecerán de manera exponencial. Por eso, se invitó a las mujeres a participar en reuniones informales: la primera en Singapur, en diciembre de 2017, y la última en Milán, hace unos días, pasando por Los Ángeles, Sídney, Dubai, Tokio, Londres, Nueva York y Macao.

Lamborghini Huracan EVO 2019

Se trataba de mujeres de negocios, empresarias de diferentes sectores, de las finanzas, los deportes, la moda o las nuevas tecnologías, llamadas a discutir sobre diversos temas, desde el propio papel de la mujer en la sociedad hasta las fronteras del lujo y la innovación.

"Lamborghini tiene un marcado ADN racing y puedes familiarizarte con los coches deportivos hablando con mujeres y tratando de entender lo que quieren ellas de estos vehículos". En el FAB hay mujeres que ya tienen un Lamborghini, algunas que poseen otros superdeportivos y otras que no muestran interés por los coches (o tal vez sí lo tienen, aunque aún no lo saben).

Estos últimos casos son muy sensibles a los temas relacionados con la sostenibilidad y se apasionan cuando descubren que el I+D realizado en Lamborghini también se utiliza en otros sectores, como el médico.

Katia Bassi nos explicó que "el FAB es nuestro #metoo sin ser un movimiento de protesta, sino en la dirección opuesta. Aquellas mujeres que han hecho una carrera y han logrado establecerse en ciertas áreas y en ciertos países ya son una especie de #metoo personal, muestran que hay mujeres que pueden y deben ser modelos a seguir".

Lamborghini SC18 2019

Durante esas jornadas se charló y se descubrió que "todas las mujeres se encuentran con las mismas dificultades, en cualquier parte del mundo. El sentimiento femenino es homogéneo y los desafíos son prácticamente los mismos para todas".

En estas reuniones, el automóvil perfecto no ha sido diseñado, pero sí se ha descubierto el denominador común de lo que es un automóvil para todas las mujeres: una extensión del lugar de trabajo o del hogar. Un lugar en el que sentirse cómodas, como en el sofá de su casa. Y este coche puede ser un Huracán o un Urus, lo importante es sentirse bien".

Cultura en la empresa

Pero FAB también nace porque el mundo automotriz es muy masculino y Lamborghini quiere ser una parte activa del cambio, pero sin cuotas forzadas. Este proyecto fue tomado muy en serio y compartido por toda la Junta, sin exclusiones. Hacer un cambio cultural de esta magnitud requiere tiempo y naturalidad. Precisamente, por esta razón, en Lamborghini se han implementado políticas de inclusión y apoyo que se centran tanto en los hombres como en las mujeres.

El sector femenino presente en la empresa también tienen roles importantes, como la gerente de toda la logística, que es una mujer. No hay discriminaciones económicas en los sueldos y, por ejemplo, las mujeres que optan por el periodo de maternidad opcional cuentan con importantes incentivos.

En resumen, todo tiene un enfoque altamente meritocrático, absolutamente no relacionado con el género, sino con el papel y el equilibrio entre hombres y mujeres.

Lamborghini Day Japón 2018

Las mujeres Lamborghini eligen el Carbon Pack

Las mujeres que compran un Lamborghini son todavía pocas; de hecho, actualmente, son menos del 10% del total de los clientes. Eso sí, tienen algunas características comunes: una personalidad muy fuerte, se sienten cómodas en su piel y no compran un Lamborghini para ser vistas o mostrar una marca.

Además, la mayoría de ellas eligen Carbon Pack, como componente de personalización, y, hablando con Katia, descubrimos que hay clientas tan enamoradas de la marca que tienen dos Aventador con motor V12.

Y cuando le preguntamos a Katia a qué mujer le gustaría vender un Lamborghini, su respuesta fue muy rápida: "Michelle Obama, no por razones políticas, sino por su personalidad. Ella encarna perfectamente las cualidades de las mujeres Lamborghini".

Galería: Lamborghini Huracán EVO 2019