Si nos tuviéramos que quedar con uno, elegiríamos el Porsche Carrera GT, pese a que no es el más veloz de la lista....

Si hace poco te mostrábamos una lista con los Porsche más caros jamás vendidos, ahora, la marca alemana se ha desmarcado con un ranking que muestra algo todavía más interesante: sus cinco automóviles de calle más veloces.

Para que veas la categoría de los vehículos de esta lista, te diremos que el 911 GT1 Straßenversion, que es básicamente un coche de competición matriculable, no ha pasado el corte, pese a registrar una velocidad máxima de 308 km/h.

Y no nos extraña, ya que el modelo más lento de este quinteto es el Porsche 911 Turbo S de la generación 991, con una velocidad máxima de 330 km/h. Un automóvil ya descatalogado, que por ahora carece de sucesor. Eso sí, puedes tener claro que el inminente Porsche 991 Turbo S de la generación 992, lo superará en prestaciones.

En cuarta posición se encuentra nuestro Porsche favorito, el adorable Carrera GT. Impulsado por un motor V10, este superdeportivo se lanzó hace más de 15 años y, hoy en día, continúa siendo uno de los mejores velocistas del fabricante alemán. Alcanzaba 334 kilómetros por hora, tenía un sonido espectacular y estaba impulsado por un motor de 5,7 litros de cilindrada, procedente del 2000 9R3 de Le Mans, un coche de competición que nunca llegó a construirse. 

El legendario Porsche 959, nacido en los años 80, sube al último peldaño del podio, superando a decenas de Porsche más modernos... así que puedes hacerte una idea de lo bestial que fue en su época. En este caso, se trata de la versión S, de la que tan solo se construyeron 29 unidades, cada una con una potencia ligeramente distinta. En 1988, en el circuito italiano de Nardó, la publicación Auto Motor and Sport, registró una velocidad máxima de 339 km/h.

Para conocer al medallista de plata de la firma de Stuttgart, tenemos que dar un salto hasta la actualidad, para hablar del Porsche 911 GT2 RS y sus 340 km/h de velocidad máxima. Esta bestia de 700 CV es el Porsche 911 de calle más rápido de la historia y, hasta la aparición del Lamborghini Huracán Performante, fue el automóvil de producción más veloz en el circuito de Nürburgring (trono que volvió a recuperar el 911 GT2 RS MS).

El honor de ser el Porsche más veloz recae sobre el 918 Spyder, un superdeportivo híbrido enchufable, de 812 CV, que alcanzaba 345 km/h y completaba una vuelta al trazado de Nordschleiffe, en apenas 6'57". ¿Cómo será el sucesor de este modelo?