No llega a la contundencia del AMG A 35 4MATIC, pero su aspecto ejerce una atracción magnética.

Uno de los primeros preparadores que se ha tomado la molestia en modificar la cuarta generación del Mercedes-Benz Clase A ha sido BRABUS... como era de suponer. Los ingenieros de la empresa alemana, con sede en Bottrop, han fijado su interés en la versión más potente de la gama, el A 250, si exceptuamos el poderoso A 35 y el futuro A 45, que portan el emblema de AMG.

Volviendo a nuestro protagonista, hablamos de un compacto equipado con un motor turboalimentado de gasolina, de 224 CV, con tracción delantera o integral 4MATIC, según desee el cliente.

Mercedes-Benz A 250 2019, con 270 CV y 430 Nm de par motor

Tal y como decíamos, el propulsor de 2,0 litros de cilindrada, desarrollado por la firma de la estrella, ha sido retocado para ofrecer 46 CV extra y 80 Nm adicionales de par máximo. De esta forma, la preparación de BRABUS consigue extraer 270 CV y 430 Nm al bloque de cuatro cilindros.

Gracias al kit de potenciación, denominado PowerXtra B 25 S, el A 250 es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en 5,9 segundos, además de alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada).

Al margen de los ajustes mecánicos efectuados en el Clase A, los chicos de BRABUS también han retocado estéticamente al modelo alemán. Obviamente, el elemento más destacado de todos son las llantas de aleación de 20 pulgadas, además del alerón posterior, montado sobre el techo, que guarda una sorprendente similitud con el del Mercedes-AMG A 35 4MATIC, que se ha puesto a la venta recientemente.

En la parte posterior, también llaman la atención las cuatro colas de escape (2+2), que pertenecen al nuevo conjunto de acero inoxidable, equipado con un sistema activo, capaz de modificar la sonoridad del sistema, a conveniencia del conductor.

Curiosamente, BRABUS afirma que aquellos clientes que no quieran una configuración con cuatro colas de escape, pueden optar por un diseño más conservador, en el que los tubos permanecen por debajo del paragolpes trasero, igual que en la versión de serie. También hay disponible un nuevo difusor posterior, para reforzar el aspecto deportivo del Clase A.

Mercedes-Benz A 250 2019 de Brabus

Si pasamos al habitáculo, tal y como sucede con otros proyectos de BRABUS, el aspecto interior gana bastante exclusividad. Los clientes podrán escoger entre varias tapicerías de cuero, con insertos en tejido Alcantara, además de otros detalles como el pedalier en aluminio pulido, inserciones de acero inoxidable iluminadas e, incluso, paneles de las puertas en terciopelo.

Para concluir, BRABUS afirma que ya está trabajando en actualizaciones mecánicas para las versiones de ciclo diésel del nuevo Clase A. Las esperamos con impaciencia...