Es el modelo de acceso a la gama de un fabricante alemán... aunque no lo parezca.

¡Hey Merche! Esta frase podría parecer la enésima discusión entre los protagonistas de Cuéntame, Mercedes y Antonio Alcántara. Sin embargo, estoy hablando con el sistema de inteligencia artificial del compacto Premium que protagonizará nuestra próxima videoprueba, para pedirle algo de ayuda.

Llegados a este punto, te diré que tiene una estrella en el frontal, que se trata del modelo de acceso de uno de los fabricantes Premium más reputados y que puede equipar tecnologías que para sí quisieran modelos el doble de caros. Además, si la expresión ‘¡Hey Merche!’ te suena algo coloquial, también pueden dirigirte a él diciendo “Hola Mercedes” o “Hey Mercedes”.

Prueba Mercedes-Benz Clase A 2018
Prueba Mercedes-Benz Clase A 2018

Ya tiene cuatro generaciones encima…

Para los que todavía no sepan de qué vehículo se trata, ahí va una pista más: apareció hace más de 20 años, con formato monovolumen, en 2012 se reconvirtió en un compacto y, hoy día, ya va por su cuarta generación. A estas alturas, ya tendrás claro que el vehículo al que nos referimos es el nuevo Mercedes-Benz Clase A 2018.

Concretamente, vamos a ponernos al volante de una de las variantes de acceso de este compacto de cinco puertas y 4,42 metros de longitud que, a la vez, es la más interesante para los conductores que recorran más kilómetros: el A 180 d 7G-DCT. Dotado de un motor turbodiésel de cuatro cilindros, con 1,5 litros y 116 CV de potencia, combinado con la transmisión automática de doble embrague 7G-DCT, de siete velocidades, registra un consumo medio de apenas 4,2 litros cada 100 kilómetros.

Si quieres saber si esta mecánica es suficiente para un Mercedes-Benz y qué puede hacer su sistema de inteligencia artificial o el de conducción semiautónoma Intelligent Drive, dentro de unos días podrás disfrutar de nuestra videoprueba. Por ahora, te recomendamos que no te pierdas nuestro teaser en vídeo.

Galería: Prueba Mercedes-Benz Clase A 2018