¿Impactado por su diseño exterior? Pues lo mejor está bajo la carrocería: el sistema de propulsión eléctrico puede entregar hasta 764 CV de potencia.

Con la desaparición del R8 cada vez más cercana (¡qué pena nos dará decirle adiós), parece que el futuro de los modelos de altas prestaciones de Audi pasa por la electrificación. De hecho, está confirmado que, a comienzos de la próxima década, se produzca el esperado relevo. Será entonces cuando le digamos adiós al ya legendario biplaza y le demos la bienvenida al nuevo e-tron GT.

Hasta que el momento llegue, la firma alemana ha decidido mostrarnos cuál será el camino que seguirá con su superdeportivo del futuro. Lo ha hecho por primera vez en Monterey, en un evento celebrado en Pebble Beach, con un espectacular concept car eléctrico: el Audi PB18 e-tron.

Más noticias sobre Audi

Audi PB18 e-tron: mezcla de conceptos

A decir verdad, la imagen de este prototipo resulta espectacular e inquietante a partes iguales. ¿El motivo? Muy sencillo: combina elementos propios de un coche de carreras, una silueta que no es la de un deportivo al uso y características propias de una moto.

Pero lo mejor de todo, es que los diseñadores le han dado el apodo o código interno de "Level Zero" (nivel cero), para diferenciarlo de los coches y proyectos de la marca que cuentan con niveles 3, 4 y 5 de conducción autónoma. Por tanto, imaginamos que, a pesar de estar cargado de tecnología, el conductor tiene control absoluto del coche. 

Respecto a las dimensiones, alcanza los 4,53 metros de largo, 2,0 de ancho y 1,15 de alto. Todo, combinado con un peso de 1.550 kilos.

Audi PB 18 e-tron

Si queremos ver en el PB18 e-tron al heredero del R8, deberemos observarlo desde la parte frontal, donde la parrilla, los grupos ópticos, las entradas de aire o los pasos de rueda sobredimensionados podrían encajar a la perfección en la nueva generación del superdeportivo. 

Sin embargo, desde el perfil, la silueta está alejada de lo que requiere un coupé deportivo. De hecho, parece ajustarse más a las cualidades de un compacto de tres puertas o, incluso, a una carrocería de tipo shooting brake. 

Para finalizar, en la zaga, son tres los elementos que nos llaman la atención: el tamaño y la extensión de los pilotos, el gigantesco alerón trasero y un difusor que nos recuerda, en gran medida, a los que emplean los modelos más dinámicos de Lamborghini.

Audi PB 18 e-tron

Con tres motores eléctricos

El Audi PB18 e-tron emplea un trío de propulsores eléctricos, repartidos de una forma bastante curiosa. De este modo, una primera unidad, con 150 kW (201 CV), se encarga de mover el eje delantero, mientras que en la zaga, cuenta con dos motores, uno para cada rueda, que suman un total de 350 kW (469 CV).

Trabajando en conjunto, el sistema es capaz de entregar unas cifras máximas combinadas de 500 kW (671 CV) y 830 Nm de par. Sin embargo, en momentos puntuales, el pico de potencia puede alcanzar los 570 kW (ni más ni menos que 764 CV).

Con la tracción quattro sumándose al conjunto, la aceleración de 0 a 100 es de apenas 2,0 segundos, lo que, según palabras de la marca, es similar a la de un prototipo LMP1 actual (Audi hablando de prototipos de competición... ¿estarán pensando en algo?).

Audi PB 18 e-tron

Respecto a la fuente de alimentación, recurre a una batería en estado sólido (una evolución de las de iones de litio) de 95 kWh de capacidad, que es capaz de garantizar 500 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP. Respecto a la recarga, hay una opción rápida, de 800 V, en la que apenas necesita 15 minutos para reabastecerse. Por supuesto, también cuenta con carga mediante inducción y un sistema de regeneración de energía en fases de deceleración y frenado, similar al ERS de la F1.

No te pierdas estas pruebas de Audi:

Un habitáculo 'particular'

¿Recuerdas que dijimos que este prototipo se parecía en algo a una moto deportiva? Pues no te engañamos, ya que igual que sucede con ellas, el Audi PB18 e-tron puede ser 'monoposto' o 'biposto' (aquí se nota la influencia de Ducati).

Cuando una única persona va en el interior, la configuración monoplaza permite al conductor ir en el centro del cockpit, con una visión única de la carretera y todo lo que sucede a su alrededor. 

El parabrisas incorpora un sistema de realidad aumentada, que puede mostrar diferente y variada información al piloto. Además, tal y como sucede en los videojuegos, esta evolución del Head-up Display permite mostrar la línea de trazada correcta, cuando se corre en un circuito. 

Audi PB 18 e-tron
Audi PB 18 e-tron

Ahora bien, si se quiere dar cobijo a un pasajero, el asiento del conductor y el cuadro de mandos se pueden desplazar, dejando espacio para un segundo ocupante. Más o menos, como sucede en las motos de supersport, cuando se quita la tapa del colín y aparece la 'plaza del miedo'...

¿Buscas practicidad? Entonces, te gustará saber que, gracias al portón trasero, podrás transportar a toda velocidad el equipaje que entre en los 470 litros que ofrece.

¿Buscas ir rápido? No hay problema, cuenta con suspensiones de tipo push-rod, dotada de amortiguadores magnetorreológicos, un elaborado difusor y un alerón trasero activo. Lo malo, es que parece que toda esta tecnología tardará algún tiempo en llegar. De hecho, si quieres conducir un Audi eléctrico, deberás conformarte y empezar con el SUV e-tron 2019.

Gallery: Audi PB 18 e-tron