Un Ford Sierra RS500 Cosworth, un BMW M3 E30 Sport Evolution y un Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II, a la venta.

Tres coches clásicos legendarios se podrán a la venta en la subasta de Silverstone Classic, los próximos 21 y 22 de julio: un Ford Sierra RS500 Cosworth, un BMW M3 E30 Sport Evolution y un Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II, en unas condiciones de conservación excepcionales.

Tres deportivos de calle, que tuvieron sus orígenes en la competición, y que son auténticas leyendas entre los automóviles de los años 80 y 90. "Estos tres coches provienen de una época en la que las carreras de turismos se encontraban en pleno apogeo, algo que derivó en impresionantes modelos producidos en serie", asegura Nick Whale, director general de Silverstone Auctions. 

Y es que, no cabe duda de que estos tres vehículos eran lo más parecido a conducir un coche del Mundial de Turismos.

Ford Sierra RS500 Cosworth

Ford Sierra RS500 Cosworth, de 1987

Este Ford Sierra, con volante a la derecha, es la unidad número 38 de las 500 que se fabricaron y, en la actualidad, es uno de los coches clásicos más buscados por los coleccionistas. Perteneciente a un único propietario, este modelo ha descansado aparcado en un garaje la mayor parte de su vida y apenas ha recorrido 11.000 millas (17.703 kilómetros), desde que salió de la factoría de Aston Martin en Tickford, en 1987. Así que se espera que las pujas sean feroces...

A modo de recordatorio, te diremos que, bajo el capó, equipaba un propulsor turboalimentado de gasolina, de 2,0 litros y 220 CV, combinado con la propulsión trasera, algo que le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. 

El reconocido experto y miembro del club de propietarios del RS500, Paul Linfoot, ha revisado el automóvil y lo ha definido como "uno de los mejores RS500 que he visto". En principio, se espera que el precio en la subasta oscile entre los 102.000 y los 119.000 euros.

Ford Sierra Cosworth, más información:

BMW E30 M3 Sport Evolution

BMW M3 E30 Sport Evolution

Se trata de la unidad 139 de las 600 que se ensamblaron. Vendido originalmente en Alemania, llegó a Reino Unido en 1999, donde ha sido tratado con cariño por sus tres propietarios anteriores. 

Está acabado en el color Jet Black Metallic, incorpora asientos deportivos Recaro, un volante tapizado en ante, así como distintas mejoras para incrementar las prestaciones. Frente a los M3 convencionales, incorpora algunas modificaciones, como un spoiler delantero y un alerón trasero regulables, unas llantas de 18 pulgadas y un incremento en la cilindrada del motor, de 2,3 a 2,5 litros, lo que supuso una subida de potencia, desde los 220 hasta los 238 CV.

Por lo demás, este BMW tiene un total de 127.765 kilómetros y ha sido sometido a un proceso de restauración que incluye un tratamiento antióxido para toda la carrocería. Sin duda, es una buena oportunidad para adquirir una de las creaciones más emblemáticas de BMW Motorsport y, en la subasta, podría alcanzar un precio de entre 96.000 y 102.000 euros.

BMW M3 E30, más información:

Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II

Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II

Es el último modelo de esta lista, pero no por eso el menos importante. Se trata del ejemplar número 167 de los 502 que se construyeron. Esta unidad se adquirió en Suiza y, posteriormente, la compró el propietario de uno de los concesionarios Mercedes-Benz en Holanda, donde ha permanecido expuesto.

Esta auténtica joya, que ha llegado al Reino Unido recientemente, ha tenido cuatro propietarios y tan solo ha recorrido 34.000 millas (equivalentes a 54.717 kilómetros), por lo que se estima que podría tener un precio de venta de entre 147.000 y 170.000 euros.

Bajo el capó, equipa un propulsor de gasolina, con 2,5 litros y 235 CV de potencia, a 7.200 rpm, que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y alcanzar 250 km/h.

Mercedes-Benz 190, más información:

Galería: Tres coches clásicos legendarios, a subasta en Silverstone