El primer Ford Sierra RS500 Cosworth fabricado saldrá a subasta el próximo 19 de mayo. ¿Cuanto costará el chasis número uno de este deportivo?

¿Quieres hacerte con la primera unidad que se construyó del Ford Sierra RS500 Cosworth? En ese caso, prepara un billete rumbo a Silverstone, para el próximo 19 de mayo, y avisa a tu banco de que podrías gastarte entre 90.000 y 120.000 euros, en la subasta de un coche clásico. Eso suponiendo que Paul Linfoot, uno de los mayores especialistas en el modelo, haya acertado al fijar el precio... A nuestro entender, podría haberse quedado corto.

Y es que, además de ser la primera unidad que se fabricó del Ford Sierra RS500 Cosworth, es la única que ensambló Ford de forma artesanal, ya que las 499 restantes las fabricó Aston Martin en la factoría de Tickford. ¿Una curiosidad? Esta variante supuso un impulso para las ventas de los Sierra convencionales, que en un primer momento, no contaron con el éxito que se esperaba. 

Ford Sierra RS500 Cosworth

Ford Sierra RS500 Cosworth: nacido para la competición

El Ford Sierra RS500 Cosworth nació en los años 80 y supuso el retorno de Ford a la competición. Bajo el capó, equipaba un propulsor turboalimentado de gasolina, de 2,0 litros y 220 CV, combinado con un sistema de propulsión trasera. Por su parte, en el exterior, contaba con un llamativo kit de carrocería compuesto por un splitter delantero, nuevos conductores de refrigeración para el intercooler y los frenos, y el gran alerón trasero biplano. Por otro lado, las versiones de competición podían superar los 400 CV. 

A nivel de prestaciones, esta berlina era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, lo que significa que, por prestaciones, era un incómodo rival de los Porsche 911 y BMW M3 de la época. Uno de los pocos coches con formato berlina que podían dejarlo atrás.

Antes del lanzamiento del modelo, Ford utilizó esta unidad como vehículo de pruebas y la exigencia a la que se la sometió fue tal, que la marca americana tuvo que reconstruirla por completo antes de venderla a su primer propietario, en 1987. En los 20 años posteriores, este ejemplar pasó por las manos de otros cinco propietarios, hasta que terminó en Noruega, donde se encuentra desde 2007.

Ford Sierra RS500 Cosworth
Ford Sierra RS500 Cosworth

Podría revalorizarse...

Todas las piezas exclusivas de la versión RS500, como el paragolpes delantero, los faldones laterales y el alerón trasero biplano, se encuentran en perfecto estado y, además, esta unidad ha protagonizado varias pruebas en publicaciones de la época... de modo que podría ser una pieza tentadora para los coleccionistas de coches clásicos

Eso sí, conviene reseñar que la parte superior del salpicadero se ha reemplazado recientemente, al igual que el escape original, que se ha sustituido por uno Magnex de acero inoxidable. Por lo demás, se trata de un automóvil totalmente original.

A su afortunado comprador se le entregarán el historial completo del vehículo, los certificados que demuestran que se trata de la unidad de pruebas utilizada por Ford, así como un informe de tráfico y un registro de los antiguos propietarios. 

Más subastas en Motor1.com:

Galería: El primer Ford Sierra RS500 Cosworth, a subasta