Cada vez que se presenta un nuevo modelo francés con las siglas R.S., aparecen las especulaciones.

Durante la presentación del Renault Mégane R.S. 2018 en el actual salón del automóvil de Frankfurt, el director general de Renault Sport, Patricce Ratti, habló brevemente sobre las perspectivas de la división deportiva de la compañía para los próximos años. Y todo apunta a que podría llegar un SUV con las siglas R.S. en un futuro. 

En palabras del mandatario, hasta hace muy poco tiempo, las variantes deportivas de los todocaminos se consideraban ilógicas y fuera de lugar. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, los fabricantes Premium han comenzado a desarrollar versiones dinámicas de sus todocaminos más prestigiosos, con prestaciones propias de un deportivo y que, por tanto, se han convertido en un objeto de deseo.

Renault, más información en Motor1.com:

Un problema filosófico

Sin embargo, el verdadero problema es conseguir que un todocamino sea digno de portar las siglas R.S., entendiendo por 'digno' ofrecer el comportamiento, las prestaciones y la diversión al volante propias de estas creaciones. De hecho, en palabras de Ratti, "cualquier SUV con las siglas R.S. deberá cumplir al 100% con estos criterios". 

A partir de ahí, teniendo en cuenta que el Captur es el todocamino más veterano de Renault, y que el novedoso Koleos es demasiado pesado y voluminoso como para convertirlo en un R.S., todo apunta a que el Renault Kadjar podría convertirse en el primer SUV de corte deportivo de la marca francesa. ¿Algo más? Sí, el Kadjar comparte factoría en España con el Mégane, que acaba de estrenar 'traje' con el R.S.; aún así, antes de comenzar a trabajar sobre él, debería superar un estudio de viabilidad.

Como ejemplo de esta política de que no todo vale, baste decir que el Renault Sandero R.S., que se vende en América del Sur, jamás llegará a Europa, porque su motor atmosférico de gasolina, de 2,0 litros, no podría superar las normativas anticontaminación del Viejo Continente.

Renault Kadjar 2018 RS render

Aquí hay sorpresa

Lo que está prácticamente confirmado es que no volveremos a ver un Renault Mégane RS de tres puertas, al menos, en la presente generación del modelo. Por otro lado, no se descartan las versiones híbridas, en las que se combinaría un motor de gasolina con uno motor eléctrico para dar un empujón a las prestaciones. 

Forma parte de algo grande

Renault Kadjar 2018 RS render