El modelo es de 1965 y está considerado como uno de los ocho Phantom más exclusivos del mundo.

Rolls-Royce organizará la exposición 'The Great Eight Phantoms' entre el 29 de julio y el 2 de agosto. Después de descubrir el Phantom III de 1936, del mariscal de campo británico Bernard 'Monty' Montgomery, el Phantom I de 1927 del actor Fred Astaire y el Phantom II Continental de 1933, perteneciente al piloto de carreras Sir Malcolm Campbell, ahora le toca el turno al Phantom V de 1965 que, originalmente, perteneció al miembro de los Beatles, John Lennon.

Rolls-Royce Phantom V 1965 de John Lennon
Rolls-Royce Phantom V 1965 de John Lennon
Rolls-Royce Phantom V 1965 de John Lennon
Rolls-Royce Phantom V 1965 de John Lennon

Rolls-Royce Phantom V, una obra de arte de John Lennon

El cantante británico recibió un Valentine Black Phantom, el 3 de junio de 1965, aunque como puedes apreciar, el coche es de todo menos negro. La explicación a su aspecto tan colorido es porque Lennon quiso que se pintara con multitud de colores llamativos, para dotarlo de un aspecto psicodélico, dominado por el amarillo que luce el exterior.

Con esta nueva apariencia, el Phantom V se dio a conocer en abril de 1967, apenas unas semanas antes del estreno comercial del conocido 'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band', el octavo álbum de estudio de la legendaria banda inglesa.

Rolls-Royce Phantom V 1965 de John Lennon

Aunque, a primera vista, la combinación de tonalidades pueda parecer que se eligió al azar, no es así. John Lennon se decidió por un diseño floral romano, combinado con los símbolos del zodiaco que aparecen en el techo.

En el interior también se pueden apreciar cambios efectuados por el cantante. Por ejemplo, los asientos traseros fueron sustituidos por una cama doble. El coche disponía de un televisor, un teléfono y una nevera, mientras que el sistema de sonido estaba personalizado e incluía un tocadiscos.

También pasó por las manos de los Rolling Stones y Bob Dylan

No obstante, este Rolls-Royce tan especial tiene una historia bastante interesante. Originalmente, el coche fue propiedad de Lennon, que lo utilizó hasta el año 1969. Un año más tarde se envió a Estados Unidos, donde fue usado por los Rolling Stones y Bob Dylan. En 1977, el Phantom V modificado fue donado a su dueño actual, el museo de la Real Columbia Británica, en Victoria, Canadá. 

Rolls-Royce Phantom V 1965 de John Lennon

Ahora, después de tantos años, el automóvil regresa a Gran Bretaña con ocasión de la mencionada exposición y de paso, para conmemorar el 50 aniversario desde el lanzamiento del álbum 'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band'.

Otras noticias relacionadas:

 

Forma parte de algo grande

Rolls-Royce Phantom V 1965 de John Lennon