Así es el último miembro de la gama i30, una familia que no para de crecer.

La versión estándar del Hyundai i30 2017 llegó a nuestro mercado a comienzos de año. Y ahora, apenas seis meses después, cuenta con una familia realmente amplia, que se ha visto reforzada con la llegada de la variante familiar i30 CW, primero, y con los nuevos i30 N e i30 Fastback, después. 

Con una altura 30 milímetros menor que el equivalente de cinco puertas, el diseño del Hyundai i30 Fastback 2017 queda definido por la pronunciada caída de la carrocería en la parte trasera. De hecho, la zaga se remata con un cuidado alerón, que queda perfectamente integrado en el portón del maletero. 

Probamos el Hyundai i30 2017:

Del mismo modo, se ha buscado que luzca una imagen algo más deportiva, aunque no tanto como la del mencionado i30 N, con elementos específicos como el paragolpes frontal o las llantas de aleación. 

Hyundai i30 Fastback 2017
Hyundai i30 Fastback 2017

Hyundai i30 Fastback 2017: cambios en la suspensión

Para adaptarse a todos los gustos, el catálogo de tonalidades exteriores está formado por doce pinturas, entre sólidas, metalizadas y perladas. Del mismo modo, también es posible escoger entre tres colores para el habitáculo, incluyendo el nuevo Merlot Red.

Pero los cambios van más allá de lo estético. A fin de cuentas, la suspensión cuenta con un tarado exclusivo, más firme, cuyo objetivo es contener, de una manera más efectiva, los movimientos de la carrocería. 

Respecto a la gama de motores, cuenta con cuatro opciones turboalimentadas, que se reparten entre gasolina y ciclo diésel. Entre los primeros, encontramos el tricilíndrico 1.0 T-GDi, de 120 CV, y el 1.4 T-GDi, ya con cuatro cilindros y 140 CV de potencia. Respecto a los turbodiésel, ambos se desarrollan sobre el bloque 1.6 CRDi, con 110 y 136 CV. A priori, el 1.6 CRDi de 95 CV no estará disponible. 

Dependiendo de la mecánica escogida, la caja de cambios puede ser manual, de seis relaciones, o automática de doble embrague DCT, de siete. 

Hyundai i30 CW 2017, más información:

Por supuesto, se mantiene todo el equipamiento que incluye el i30 estándar, en lo que a ayudas electrónicas a la conducción se refiere: asistentes de frenada de emergencia automática y de luz de carretera, sistema de alerta por cansancio del conductor y de aviso por cambio involuntario de carril... 

Todo, a cambio de un precio que debería ser ligeramente superior a los 20.500 euros (17.100, con descuento) del i30 con carrocería de cinco puertas. 

Más pruebas de Hyundai en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Hyundai i30 Fastback 2017