Primera prueba Hyundai i30 Fastback 2018

Aunque los SUV son los coches de moda, la competencia en el segmento de los compactos es todavía más feroz. Tras tres generaciones a la venta, el Hyundai i30 ha conseguido posicionarse como una de las opciones más recomendables en la categoría. Algo que no resulta extraño teniendo en cuenta que se trata de un modelo fiable, con un amplio interior, una favorable relación precio-equipamiento, cinco años de garantía...

Y, ahora, quiere ir un paso más allá y ofrecer algo de lo que no pueden presumir competidores como el SEAT León, el Renault Mégane o el Peugeot 308: una carrocería Fastback, que combina el diseño de un coupé con la practicidad de un modelo de cinco puertas. De este modo, el nuevo Hyundai i30 Fastback 2018 se suma a las versiones de cinco puertas, familiar y la deportiva N, convirtiéndose en uno de los modelos con una gama más amplia.

Hyundai i30 Fastback 2018, primera prueba

Hyundai i30 Fastback 2018: así es su diseño

Si esto fuera una prueba convencional, comenzaría diciéndote que, con 4,45 metros de largo, el nuevo Hyundai i30 Fastback 2018 resulta 11 centímetros más largo que el cinco puertas. Además, incluye una carrocería rebajada 25 milímetros…

Sin embargo, en esta ocasión prefiero darte mi opinión: es un coche muy bonito. En especial, visto desde atrás, donde el spoiler integrado en la carrocería se lleva todo el protagonismo, pese a que no solo es un elemento estético. De hecho, a 120 km/h, genera 20 kilos de apoyo aerodinámico en el eje trasero. En resumidas cuentas, es todo un coupé de cinco pu...