Su apariencia recuerda a la versión deportiva N, aunque está disponible para el resto de mecánicas de la gama.

Si repasamos las gamas de producto de varios fabricantes, comprobamos que muchos de ellos ofrecen una línea deportiva para varios de sus modelos. De esta forma, Volkswagen dispone de los R-Line, Ford ofrece sus ST Line, KIA disfruta de sus GT Line, SEAT los FR y Skoda la reciente Sportline.

Todos ellos consiguen modificar el aspecto de los vehículos, imitando la imagen de otras versiones superiores. Hyundai ha sido el último fabricante en unirse a esta tendencia; concretamente, en el pasado mes de julio, con el estreno del i30 N Line. Ahora, sabemos que este acabado también estará disponible para el i30 Fastback.

Hyundai i30 Fastback N Line 2019

Hyundai i30 N Line 2019, imagen deportiva para todos

Básicamente, el acabado N Line es un paquete de equipamiento con muchas similitudes estéticas con el i30 Fastback N 2019, presentado en el pasado salón de París. Una apariencia deportiva, que puedes combinar con el motor de gasolina turboalimentado 1.4 T-GDi, de 140 CV.

Hyundai ha confirmado que, además de los detalles exteriores específicos, se incluirán llantas de aleación de 18 pulgadas, acompañadas por discos de freno de mayor diámetro, además de neumáticos Michelin Pilot Sport 4. Asimismo, los ingenieros han modificado la configuración del chasis y la suspensión, para conseguir un automóvil más ágil que un i30 convencional.

Hyundai i30 Fastback N Line 2019

Por destacar algunos de los elementos exclusivos, encontramos unas ópticas principales con biseles negros a su alrededor, parrilla de panal de abeja, además de un perfil de color rojo en el paragolpes trasero.

La firma coreana también ha incluido un faro antiniebla, en forma triangular, además de un difusor trasero exclusivo para este modelo. En el interior, la firma N está presente en los asientos, de diseño deportivo o en el selector del cambio.

Hyundai i30 Fastback N Line 2019

Para hacer más accesible el acabado N Line a todos los clientes, Hyundai también ha decidido ofrecerlo junto al propulsor de gasolina más pequeño, el tricilíndrico turboalimentado 1.0 T-GDi, de 120 CV, tanto para el i30 como para el i30 Fastback. Con este motor, las llantas de aleación pasan a ser de 17 pulgadas, pero se conservan el resto de elementos específicos.

La marca oriental ha confirmado que el i30 Fastback N Line 2019 estará a la venta en Europa a finales de este año.

Galería: Hyundai i30 Fastback N Line 2019