Supuso una gran revolución para la marca.

¿Cómo era el Mercedes-Benz 190?

Fue el primer Mercedes-Benz en llegar a la categoría de las berlinas compactas y el predecesor de lo que ahora conocemos como Clase C. De hecho, se posicionó como el modelo de acceso a la marca germana hasta la llegada del mencionado Clase C en el año 1993. 

¿Cuándo y donde se fabricó?

Presentado en noviembre de 1982, el 190 se comenzó a producir un mes más tarde, en la factoría alemana de Sindelfingen, así como en una segunda planta en Bremen, unas semanas después. Sin embargo también se ensambló en fabricas de Polonia y Tailandia, hasta alcanzar las 1.874.668 unidades construidas. 

Mercedes-Benz 190

¿Por qué es impresionante?

A principios de los años ochenta, la firma de la estrella llegó tarde al segmento de las berlinas compactas Premium, donde BMW lideraba el segmento con el BMW Serie 3, con los Audi 80 y Saab 900 a su 'rebufo'. Algo realmente inaceptable para una marca como Mercedes-Benz, que invirtió más de 600 millones de dólares (casi 520 millones de euros) para crear este nuevo modelo. Un gasto casi exagerado... para un coche exageradamente avanzado a su época. 

Revive el anuncio del BMW Serie 3 E30:

Inmediatamente, se convirtió en un gran éxito de ventas en Europa, donde los conductores estaban realmente contentos por poder conducir un Mercedes-Benz más barato, pero con un diseño bastante interesante. Además, venía cargado de tecnología, con elementos de serie como una suspensión trasera multibrazo y barras estabilizadoras delanteras y traseras, así como algunas opciones innovadoras: airbags, ABS, cinturones de seguridad con pretensores...

Mercedes-Benz 190
Mercedes-Benz 190
Mercedes-Benz 190

Con el paso de los años, el 190 también se mostró como un modelo extremadamente fiable, sobre todo en el caso de los motores de ciclo diésel, que eran capaces de superar los 500.000 kilómetros con una facilidad pasmosa.

El 190 también fue el primer Mercedes-Benz en recibir el tratamiento oficial de AMG sin perder la garantía original del vehículo. Las unidades que se fabricaron, se vendieron a unos precios descabellados para la época. 

¿Qué tiene de especial el anuncio?

Su simplicidad. ¿Por qué gastar toneladas de dinero en efectos especiales, actores o escenas de riesgo a alta velocidad? Simplemente, es más sencillo decir la verdad, como que el 190 asegura "nuevos niveles de satisfacción al volante" y que ofrece los últimos avances en tecnología y seguridad. Eso es todo, gracias. 

Más anuncios clásicos en Motor1.com:

Fotos: AutoWP

Forma parte de algo grande