¿Se pondrá nervioso en el examen o mantendrá la calma?

Después de prepararse "a conciencia" con un profesor muy particular, Mick Schumacher se presenta al examen de conducir. ¿Se sacará el carné a la primera o se pondrá nervioso como un alumno cualquiera? No te puedes perder el vídeo y lo descubrirás. Desde luego, si lo consigue, podrá olvidarse de Harry G, el cómico alemán que hace de instructor en esta saga, y disfrutar de cualquier coche de calle.

Hagamos memoria de las grabaciones anteriores. En la primera, el hijo del 7 veces campeón del mundo de F1, se familiariza con los aspectos básicos del vehículo, con el que va a "aprender" a conducir. No, no es un modelo cualquiera, sino el segundo compacto más potente del mercado, el Mercedes-AMG A 45 4MATIC. Su motor de gasolina turboalimentado, de 2,0 litros y 381 CV, parece una motivación perfecta para el piloto de F3.

Mick Schumacher examen conducir

Bernd Mayländer, Mesut Özil...

En el segundo vídeo, el joven alemán, que acaba de cumplir 18 años, empieza a rodar por las calles abiertas al tráfico. Para controlar al resto de usuarios de la vía, el profesor le recuerda que debe mirar casi constantemente por los retrovisores.

Posteriormente, al afrontar su primera rotonda, se topa con una caja tirada en mitad de la calzada, un obstáculo inesperado que sortea con una rapidez inusitada. Por último, se topa con un vehículo de limpieza, que el propio Schumacher califica de Safety Car. La sorpresa es que lo conduce Bernd Mayländer, conductor oficial del coche de seguridad en la Fórmula 1.

Todos los vídeos de Mick Schumacher, en Motor1.com:

El tercer episodio de la saga muestra la habilidad de "Quick Mick" a la hora de aparcar. Tanta, que deja boquiabierto a Harry G, pues le basta una sola maniobra para meter el coche en la plaza. Con anterioridad, el instructor había tardado mucho más tiempo en estacionar en ese mismo lugar. 

Por último, en la cuarta entrega, en la que aparece el futbolista Mesut Özil, el joven Schumacher "aprende" a adelantar... con tan mala fortuna que le "caza" un radar fijo. ¿El culpable? De nuevo, Harry G, que apremia a Mick a sobrepasar a un GLC en el momento más inadecuado. 

Después de todos estos momentos cómicos, queda desearle suerte en el examen de conducir. Veamos de qué es capaz el germano. 

Forma parte de algo grande

Mick Schumacher se examina del carné de conducir