Lo último de Toyota es el C-HR 2017; un SUV impulsado por la mecánica híbrida del Prius.

El Toyota C-HR 2017 es el resultado de una doble revolución. La iniciada por Toyota hace más de 20 años al presentar uno de los primeros SUV de la historia, el RAV4, y que continuaría solo un año más tarde con el automóvil que, en la actualidad, es el híbrido más popular del mundo: el Toyota Prius.

Ahora, dos décadas después la firma japonesa ha puesto a la venta el Toyota C-HR 2017. Un SUV de 4,36 metros de largo (resulta 24 centímetros más corto que un Toyota RAV4), que está impulsado la afamada mecánica híbrida de 122 CV del Toyota Prius

Toyota CH-R 2017

Toyota C-HR 2017: Un especialista en ciudad

La mecánica híbrida del Toyota CH-R 2017 es el resultado de combinar un propulsor de gasolina con 1,8 litros de cilindrada con un motor eléctrico... que es capaz de desplazar al Toyota CH­-R, en modo 100% eléctrico durante dos kilómetros, siempre que no se superen los 50 km/h. Eso convierte a este Toyota en uno de los mejores SUV si vas a realizar con frecuencia recorridos urbanos. De hecho, en ciudad, este todocamino puede registrar consumos inferiores a 4,5 l/100 km

Fuera de la ciudad, el modelo oriental ofrece unas prestaciones acordes a su potencia; aunque al acelerar a fondo, su transmisión automática con variador continuo CVT, hace que la mecánica de gasolina se perciba con claridad en el habitáculo.  

Toyota CH-R 2017

Toyota C-HR 2017: Así es por dentro

El salpicadero de tonos azulados es similar al de otros Toyota híbridos. Está ligeramente orientado al conductor y en el acabado superior, Dynamic Plus de nuestra unidad, incorpora de serie la pantalla táctil de 8,8" del sistema multimedia Toyota Touch 2

Como es habitual en los SUV, la postura al volante es elevada, algo que permite controlar el tráfico que circula por delante. Por lo demás, los reglajes en altura y profundidad del volante hacen que sea fácil encontrar una postura cómoda al volante. De hecho, lo único mejorable en este apartado es una visibilidad trasera algo reducida.

Por lo demás, como sucede en la mayoría de sus rivales, el Toyota C-HR 2017 ofrece espacio para que dos adultos de hasta 1,85 metros de alto y un niño viajen con total comodidad. Eso sí, el reducido tamaño de las ventanillas resta luminosidad al interior. 

Por su parte, el maletero de 377 litros es correcto para un SUV. Además, resulta proporcionado, aprovechable e incorpora una amplia boca de carga. El único detalle a mejorar es que, en lugar de una rueda de repuesto convencional, incorpora un kit reparapinchazos. 

Más videopruebas en Motor1.com:

Forma parte de algo grande