Si pensamos en automóviles bellos, que destaquen por sus atractivas líneas, es posible que encontremos muchos ejemplos en lugares como Italia o Reino Unido, pero es cierto que Japón siempre ha tenido un estilo propio.

Hoy hemos querido seleccionar 9 de los coches japoneses más bonitos de todos los tiempos, al menos bajo nuestro criterio, aunque como suele ocurrir, cada uno tendrá sus favoritos a nivel de diseño. En todo caso, hablamos de coches verdaderamente atractivos, algunos de ellos icónicos, así que no te pierdas las imágenes.

Toyota 2000 GT

Toyota 2000 GT

Arrancamos con un modelo que nació en 1967 y que es uno de los iconos de Toyota. Se trata del 2000 GT, un coupé deportivo biplaza que se presentó originalmente en 1965 y que, en aquella época y con semejante diseño, revolucionó el panorama japonés. Escondía un motor de seis cilindros en línea de gasolina, atmosférico y de 150 CV, aunque solamente se fabricaron 351 ejemplares en los tres años que estuvo en producción.

Mazda Cosmo

Mazda Cosmo

Justo al mismo tiempo, en 1967, Mazda lanzó otro deportivo biplaza, el Mazda Cosmo, que fue uno de los primeros modelos de producción con un motor rotativo o Wankel. Su bloque de 982 cm3 ofreció unos 110 CV inicialmente y 130 CV en la serie posterior. En este caso se fabricaron cerca de 1.200 unidades, así que es bastante más común que el Toyota.

Nissan Fairlady Z

Nissan Fairlady Z

Desde luego el final de la década de 1960 fue una época prolífica en cuanto a modelos deportivos para los fabricantes japoneses, ya que por entonces nació también el antecesor del actual Nissan Z. El llamado Datsun 240Z o Nissan Fairlady Z432 (según el mercado) se lanzó en 1969 y escondía un motor atmosférico de seis cilindros en línea y 2,4 litros, con una potencia de alrededor de 150 CV.

Honda NSX

Honda NSX

Posiblemente uno de los superdeportivos más famosos provenientes de Japón, el Honda NSX fue concebido en 1990 como un biplaza de motor central basado en un chasis monocasco. Aunque recientemente renació con una segunda generación, el modelo original escondía un motor V6 atmosférico de 3,0 litros y unos 270 CV, aunque existió también una versión con motor 3.3 de 290 CV. El icónico deportivo llegó incluso a participar en Le Mans en tres ocasiones.

Toyota Celica coupé

Toyota Celica coupe

A principios de la década de 1970, Toyota lanzó en su mercado doméstico la primera generación del Celica, el A20, que era en esencia una versión coupé del Toyota Carina. La gama contó con motores de gasolina de entre 1,6 y 2,0 litros, con cajas manuales y automáticas, siempre de propulsión. Antes de finalizar la década, ya se habían vendido más de un millón de ejemplares del modelo, y las posteriores generaciones siguieron en el mercado durante más de tres décadas.

Lexus LFA

Lexus LFA

El único superdeportivo biplaza fabricado por Lexus apareció en el año 2009, aunque fue anticipado por varios prototipos en los años previos. Además de por su espectacular diseño, el Lexus LFA destacaba por el impresionante motor V10 atmosférico que escondía bajo el capó delantero, en concreto un 4,8 litros capaz de ofrecer 560 CV de potencia. En total se fabricaron únicamente 500 ejemplares, 50 de ellos con el famoso paquete Nürburgring.

Mazda RX-7

Mazda RX-7

Si bien el Mazda RX-7 nació en 1978, para muchos la tercera generación (FD) fue la más atractiva y seductora de todas, además de la más interesante para conducir. Se trataba de un deportivo con motor rotativo de 1,3 litros y unos 240 CV de potencia. La última versión o Spirit R era biturbo, con 280 CV, aunque fue exclusiva para el mercado japonés.

Honda S2000

Honda S2000

El Honda S2000, creado para conmemorar el 50 aniversario de la compañía, es otro de los deportivos más venerados del país del sol naciente, gracias a su configuración biplaza descapotable, a su diseño y, sobre todo, a su motor atmosférico VTEC de 2,0 litros y 241 CV, aunque en mercados como el japonés la potencia aumentó hasta los 250 CV.

Lexus LC

Lexus LC500

Cerrando la lista encontramos el Lexus LC, un modelo que cuando fue presentado parecía un prototipo de salón matriculado, dadas sus exquisitas y atractivas formas. Es el único que sigue todavía en venta, en versiones híbrida y V8, y con carrocerías coupé y cabrio, y acaba de estrenar algunos cambios para mantenerse al día.