Lexus LC 500 2017, primera prueba

Lexus es, en cierta medida, una víctima de su propio éxito. Tras décadas construyendo excelentes coches de lujo, con una calidad y fiabilidad superiores a la media, no está considerada como una marca especialista en transmitir emociones al volante. Por eso, ha decidido reinventarse para llegar a un público más joven, como demuestra el Lexus LC 500 2017 de las imágenes. 

Hasta ahora, a simple vista, los Lexus irradian la sensación de ser tecnológicamente avanzados. Todos los modelos de la marca incorporan grandes parrillas frontales, unas luces de conducción diurna de tipo LED que recuerdan al símbolo de Nike, o las carrocerías de líneas angulosas. Te podrán gustar más o menos, pero al observar un Lexus la sensación que evocan en tu mente es la de "alta tecnología".

A la salida de mi hotel en Sevilla, me aguarda un Lexus LC 500 2017 estacionado sobre un firme adoquinado. Y mi primera impresión al verlo es que este automóvil es la cima de diseño de la marca. También, que se trata de un coche realmente atractivo.

Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba

El Lexus LC 500 2017 supone un homenaje al trabajo de diseño que Lexus ha efectuado durante años, ya que combina las señas de identidad de la marca con total armonía.

De hecho, diría que el Lexus LC 500 2017 supone un homenaje al trabajo de diseño que la firma japonesa ha efectuado durante años, ya que combina las señas de identidad de la marca con total armonía. Frente a sus hermanos de gama, las luces de conducción diurnas de tipo LED son más estilizadas, mientras que los embellecedores cromados resaltan lo afilado de las ópticas frontales, como si de un lápiz de ojos se tratara. El capó largo y curvado se inspira en el del Lexus RC, pero observándolo en conjunto, el Lexus LC 500 se percibe mucho más proporcionado.

En cualquier caso, la parte más impresionante de la carrocería es la trasera. Es muy corta, sin apenas voladizo y con unos pasos de rueda ensanchados; algo que, combinado con las originales ópticas traseras, hacen que transmita sensación de poder. Sin duda, este Lexus es una reinterpretación muy acertada de las proporciones de los cupés clásicos.

En el interior, la calidad de fabricación es excelente. Tal vez su diseño no sea tan arriesgado como en el exterior; pero el recubrimiento de las puertas, o el que hay sobre la guantera recuerdan al de un prototipo. Además, los tiradores de las puertas no están empotrados, y me parecen tan originales que les daría un premio de diseño. Pero por lo demás, el resto del habitáculo se puede resumir en una gran calidad y unos ajustes de primera clase. O lo que es lo mismo, un Lexus de los de siempre.

Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba

En el interior, la calidad de los acabados es excelente, aunque el diseño es menos arriesgado que en el exterior

En cualquier caso, el objetivo con el Lexus LC no era construir un coche para oficinistas, sino un automóvil en el que el conductor fuera una pieza clave. Y, para lograrlo, sus principales argumentos son una nueva plataforma de propulsión trasera y el conocido motor atmosférico de gasolina 5.0 V8 de 477 CV que ya emplea el Lexus RC F.

De entrada, el Lexus LC 2017 estará disponible con dos propulsores: el mencionado 5.0 V8 de gasolina, asociado a una transmisión automática con convertidor de par de 10 velocidades, así como una variante híbrida de 360 CV. He podido conducir los dos coches, en carretera y circuito, y con todos los respetos hacia el híbrido, si tuviera que comprar uno, me quedaría con la versión de gasolina.

Y es que esta mecánica se muestra de lo más emocionante. La marca nipona ha sacado todo el partido a sus 477 CV de potencia y los 540 Nm de par máximo, para conseguir una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,4 segundos. Es decir, cifras casi idénticas a las del Lexus RC F. 

Pero más allá de eso, el funcionamiento de su mecánica atmosférica de 8 cilindros es genial. Una isla en mitad de un mercado dominado por la turboalimentación. En este caso, es una delicia la forma en que la potencia llega a las ruedas traseras, especialmente, en la parte alta del cuentavueltas, con un sonido que recuerda al de un aguijón a medida que aplastas el acelerador hasta la moqueta.

En cuanto a la caja automática de 10 velocidades, al arrancar, las transiciones entre las primeras marchas siempre son suaves, pero si se pisa el acelerador a fondo, es capaz de hacer deslizar los neumáticos traseros. En cualquier caso, es sencillo modular la presión que debes hacer sobre el acelerador para evitar cambios de marcha innecesarios ante pequeñas aceleraciones. 

Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba

La transmisión automática arranca con suavidad en las primeras marchas, pero si aceleras a fondo puede hacer deslizar las ruedas traseras.

En lo que respecta al consumo, la marca no ha facilitado los datos homologados, pero teniendo en cuenta que un Lexus RC F con el mismo motor registra un consumo medio de 10,8 l/100 km, podemos asegurar que la cifra será similar.

La propulsión trasera, combinada con un potente motor V8 de gasolina, pueden hacer pensar que el Lexus LC 500 2017 es algo así como un muscle car japonés... Pero, en realidad, la puesta a punto del chasis hace que la experiencia de conducción vaya más allá.

Este Lexus se desenvuelve por las carreteras de montaña de los alrededores de Sevilla a la perfección. Lo que más me ha sorprendido ha sido la respuesta de su dirección con asistencia eléctrica, tan directa como capaz de informar sobre lo que sucede bajo las ruedas.

Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba

La propulsión trasera, combinada con un potente motor V8 de gasolina, puede hacer pensar que el Lexus LC 500 2017 es un muscle car japonés; pero en la puesta a punto del chasis hace que la experiencia de conducción vaya mucho más allá.

Con el modo de conducción Sport seleccionado, la agilidad y la facilidad con la que cambia de apoyo convierten a este Lexus en un cupé idóneo para circular deprisa sobre carreteras en buen estado.

La trasera ofrece cierto deslizamiento en las curvas cerradas, aunque la suspensión trasera multibrazo hace que la zaga que vuelva a la posición inicial con total naturalidad. También el potente equipo de frenos, compuesto por discos de 338 milímetros con pinzas de seis pistones en el eje delantero.

Lo cierto es que enlazar curvas con el Lexus LC 500 2017 es un trabajo rítmico: frenas, giras y, si una vez llegado al vértice, aceleras, comenzará a ganar velocidad sin titubeos. En definitiva, el tipo de cosas por las que me gustaría conducir un cupé cada fin de semana.

Lo que no parece probable es que los propietarios del LC 500 se adentren en un circuito. Aun así, Lexus nos ha dado la oportunidad de rodar en el trazado sevillano de Monteblanco, para comprobar de lo que es capaz su nuevo cupé. Y lo más reconfortante ha sido la enorme rigidez del chasis. Claro, que los 2.010 kilos de peso en vacío hacen que las inercias se perciban más que en carretera abierta. En cualquier caso, la respuesta de la dirección en modo Sport sigue siendo impresionante, incluso rodando al límite.

Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba
Lexus LC 500 2017, primera prueba

Enlazar curvas con el LC 500 2017 es un trabajo rítmico: frenas, giras y, una vez llegado al vértice, aceleras y el LC 500 comienza a ganar velocidad sin titubeos.

Mucho más relevante que el tiempo por vuelta en un circuito es el precio. En este apartado, con una tarifa de partida de 120.000 euros, se sitúa al nivel de coches como el BMW 650i Coupé, que no es poco. Por otro lado, no conviene olvidar que la firma japonesa ya está trabajando en una versión R del LC... que podría tener un precio más caro aún. 

En cualquier caso, en Lexus deben estar orgullosos de este coche, al igual que los ingenieros que lo han concebido. El LC 500 es un cupé deportivo que está lejos de ser aburrido, y muestra el camino para convertir a la firma japonesa en una marca para los compradores más jóvenes. Combinar sus valores tradicionales con un planteamiento orientado a la clientela más joven, podría ser la obra maestra de Lexus

También te puede interesar:

 

Read full reviewView less