El biplaza italiano sigue siendo uno de los descapotables que ofrece una mejor relación entre precio y diversión.

Uno de los últimos coches que hemos probado es el fantástico Abarth 124 Spider, un biplaza que se desarrolla sobre la base del Fiat 124 Spider que, a su vez, como ya deberías saber, comparte plataforma con el Mazda MX-5.

Este automóvil, de 4,05 metros de longitud y propulsión trasera, ofrece una estética más 'pintona' que los modelos con los tiene una arquitectura común, al tiempo que utiliza en exclusiva el motor de gasolina 1.4 MultiAir, turboalimentado, en el nivel de potencia de 170 CV.

Es el mismo bloque que monta el modelo que se vende bajo el emblema de Fiat, pero elevando la potencia más allá de los 140 CV que homologa este.

En esta nueva 'Guía de compra', analizamos todas las claves de este divertido automóvil, que te puede interesar si quieres algo que no se vea todos los días por las carreteras.