Prueba Abarth 124 Spider 2019: ante todo, deportivo

El coche que ponemos a prueba es un ejemplo claro de una corriente que nos encanta. La de deportivos ligeros, sin complicaciones técnicas ni demasiada tecnología, que demuestra un hecho claro: para divertirse al volante, no es necesario conducir un modelo de 300 CV (o más).

Ese es el caso del Abarth 124 Spider 2019, un biplaza con carrocería descapotable, desarrollado sobre la plataforma del Mazda MX-5 (algo que no es ningún secreto), en el que prima las emociones al volante.

Dentro de la gama razonablemente escueta de este Abarth, probamos una versión con motor 1.4 MultiAir de 170 CV de potencia, caja de cambios manual de seis marchas y el acabado de acceso (que carece de denominación comercial).

Dicho esto, lo que resulta indudable es que se trata de un modelo estéticamente llamativo. De que así sea se ocupan, principalmente, una carrocería bicolor, unas llantas de aleación de 17 pulgadas y color negro, el sistema de escape deportivo Record Monza (que cuesta 1.270 euros) o los distintos detalles en rojo, en los retrovisores, la parrilla o las pinzas de freno.

 

Abarth 124 Spider: compacto y ligero

Al igual que su 'hermano' japonés, hace de la naturaleza compacta su principal seña de identidad. Así, declara unas dimensiones realmente comedidas, 4,05 metros de largo, 1,74 de ancho y 1,23 de al...