Este descapotable ofrece un doble placer, el de conducción y el de viajar con el cielo como techo.

A diferencia de muchos de nosotros, seguro que no vas a ver deprimido a un dueño de un cabrio después del verano. Al fin y al cabo, comienzan las jornadas otoñales, con temperaturas suaves y todavía con suficientes horas de luz, para disfrutar al máximo de un coche de este tipo.

En esta Guía de compra, vamos a analizar un descapotable con cuatro plazas y un marcado carácter Premium. Nos referimos al BMW Serie 2 Cabrio 2019, que conserva la propulsión trasera, un esquema que, poco a poco, va desapareciendo de los compactos de la firma germana.  

Desde luego, su dinamismo engancha y, si sumas el placer de viajar sin techo, lo hace ideal en cualquier día sin excesivo frío o calor. Si quieres saber más sobre la versión de gasolina 220i, con 184 CV, pincha en la flecha lateral de la imagen.