Recordamos los datos más destacados de este mítico deportivo de los años 90.

Después del Supercinco GT Turbo, Renault renunció a los motores turboalimentados para impulsar a los Clio más deportivos de los años 90. Acertada o no, esta decisión no impidió crear modelos igual de destacados, desde el punto de vista de las prestaciones. 

El ejemplo más claro lo tenemos en el Clio Williams, un modelo que se presentó en el año 1993, cuya mecánica de aspiración atmosférica suponía una destacada evolución de la que montaba el Clio 16v. 

En principio, la marca francesa tenía la intención de limitar la tirada del coche a 2.500 unidades, suficientes para conseguir la homologación de su vehículo para rallies. Pero tal fue la buena acogida del coche que, finalmente, se produjeron 12.100 ejemplares.  

En esta lista, vamos a repasar los datos principales de un magnífico coche, que continuó el legado histórico de los 5 y Supercinco Turbo de los años 80.